Cambiando de hábitos... Los colorantes

Hoy toca hablar del famoso colorante amarillo que todos tenemos en casa, que siempre ha formado parte de nuestras "especias" básicas y no le damos la mayor importancia. Cuando hace unos años me quedé embarazada, me preocupaba tanto cuidar al pequeño bebe que se estaba formando en mi barriguita que intenté comer lo más sano posible.

El colorante amarillo fue uno de los primeros zascas, hablamos de la tartracina, lo que se conoce como el falso azafrán o el amarillo del arroz. Si tienes un frasquito en casa, búscalo y lee la etiqueta, para asombro de todos viene a advertir sobre el posible efecto negativo sobre la actividad y atención de los niños. Y esto es así por que a ello obliga la Unión Europea.


El colorante amarillo que tan común es en nuestras casas, está incluso prohibido en algunos países como Noruega, más concienciados sobre los efectos de algunos "alimentos" sobre la salud. Incluso se llegó a prohibir pero la directiva de la Unión Europea se derogó. Hay mucha controversia sobre los efectos negativos que puede tener en el organismo, pero eso siempre pasa cuando hablamos de ingredientes totalmente artificiales.

Y entonces entró en mi cocina la Cúrcuma y el Azafrán, el de verdad. Y resulta que tienen maravillosos efectos sobre nuestra salud, son colorantes muy potentes y además naturales. Eso sí, le da un toque de sabor a la comida a diferencia del colorante artificial que es insípido. Pero todo es acostumbrarse.

http://www.habitos.mx/buenos-habitos/beneficios-de-la-curcuma-2

Y lo mejor es que son muy fáciles de encontrar, en cualquier supermercado en el estante de las especias. La cúrcuma es muy económica y muy potente a la hora de dar color amarillo a la comida, el azafrán es más caro, se compra por hebras o en pequeños sobrecitos, pero para que te hagas una idea, se usa una hebra por ración (es decir, un arroz o paella para cuatro personas, serían 4 hebras) y la verdad es que tampoco me supone un gran desembolso comprar un sobre de azafrán al mes por menos de dos euros.

Dejar de usar colorante artificial ya sea el del avioncito (que venden en pequeños sobres para crear confusión, y que te pienses que es azafrán) o cualquier otro, es un pequeño gesto y un gran paso para mejorar la salud de toda la familia. Es cambiar un ingrediente que no es bueno por otros como la cúrcuma o el azafrán que están llenos de propiedades.


Tanto la cúrcuma como el azafrán son potentes antioxidantes, para que nos entendamos, combaten el envejecimiento de las células y favorecen su regeneración. Por eso cada vez se escucha más hablar de la cúrcuma como alimento que ayuda a prevenir el cáncer. También tienen efectos antiinflamatorios, así que ayudan al sistema cardiovascular, a los dolores de la menstruación y dolores de enfermedades inflamatorias como puede ser la artritis. Así como ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre, así que son condimentos ideales para la diabetes.

Uno de los efectos que más se notan y que a mi personalmente más me alivian, es que ayudan a mejorar la digestión y a una optima absorción de grasas. Un gran aliado para combatir digestiones lentas, gases o la hinchazón de estómago por ejemplo.

https://www.natures-health-foods.com/saffron-spice.html

No soy una experta nutricionista, mis razones son las de una mami que busca lo mejor para las personas que más quiere en su vida y que intenta hacer las cosas más fáciles y más sanas. Si te interesa el tema, busca información que hay a raudales y ya verás como te convence.

La tartracina como colorante posee los siguientes códigos, o sinónimos:
E102 (Unión Europea), Amarillo 5 (en la mayoría de los países hispanoparlantes) o Yellow 5Acid Yellow 23,​ Food yellow 4(FDA-USA​), cl 19140 (para el Colour Index International​)


Únete a la Comunidad de Cocina con Marta, Ahora cocinas tú! Y comparte con todos los resultados de las recetas del blog que más te gusten y te hayas animado a cocinar en casa... Te esperamos! (Pincha aquí o sobre la imagen para ir a la comunidad)

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

2 comentarios

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!