Cambiando de hábitos... Los colorantes

Hoy toca hablar del famoso colorante amarillo que todos tenemos en casa, que siempre ha formado parte de nuestras "especias" básicas y no le damos la mayor importancia. Cuando hace unos años me quedé embarazada, me preocupaba tanto cuidar al pequeño bebe que se estaba formando en mi barriguita que intenté comer lo más sano posible.

El colorante amarillo fue uno de los primeros zascas, hablamos de la tartracina, lo que se conoce como el falso azafrán o el amarillo del arroz. Si tienes un frasquito en casa, búscalo y lee la etiqueta, para asombro de todos viene a advertir sobre el posible efecto negativo sobre la actividad y atención de los niños. Y esto es así por que a ello obliga la Unión Europea.


El colorante amarillo que tan común es en nuestras casas, está incluso prohibido en algunos países como Noruega, más concienciados sobre los efectos de algunos "alimentos" sobre la salud. Incluso se llegó a prohibir pero la directiva de la Unión Europea se derogó. Hay mucha controversia sobre los efectos negativos que puede tener en el organismo, pero eso siempre pasa cuando hablamos de ingredientes totalmente artificiales.

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Calzone de berenjena y queso de cabra

Esta calzone de berenjenas y queso de cabra es perfecta para cualquier ocasión, ideal para cuando tenemos invitados que desde luego se van a sorprender al primer bocado. Acompáñalos de una buena ensalada, copa de vino y éxito asegurado.

www.cocinaconmarta.com

La puedes hacer del tamaño que desees, es decir, en tamaño pizza y luego la cierras por la mitad. O como si fueran empanadillas grandes, me gustan más así, más individualizadas y fáciles de comer.

La masa de pizza puedes hacerla casera o comprarla, no sirven las bases de pizzas congeladas. Búscalas en la nevera o refrigerador del supermercado, masa de pizza fresca.

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Flamenquines

Se te va a hacer la boca agua sólo con ver estos flamenquines, y es que están realmente deliciosos. No hay nada como hacerlos caseros, y comerlos recién hechos.

En casa han triunfado, he hecho unos de jamón serrano y queso, y otros de jamón cocido también con queso. Uno de los secretos para que la carne quede jugosa y con un toque de sabor delicioso, es macerarlos entre una y dos horas en un picadillo de ajo y perejil, y el jugo de un limón.

flamenquines caseros, receta flamenquin, receta para niños, rollitos de carne, jamón, queso, fácil, rápido, cocina con marta

El limón ayuda a ablandar las fibras de la carne, y así la carne será mucho más sabrosa. Y el toque del ajo y perejil es fantástico.

Los filetes son de la parte del magro o jamón del cerdo, pedidos expresamente al carnicero para hacer flamenquines. Para que los cortara grandes y finos.

flamenquines caseros, receta flamenquin, receta para niños, rollitos de carne, jamón, queso, fácil, rápido, cocina con marta

Puedes hacer flamenquines grandes, o una vez enrollados, cortarlos por la mitad. Yo los he hecho de dos tamaños, ya que para los niños es mejor más pequeños.

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Brocheta de pollo

Uno de los pequeños placeres de los que disfrutamos en casa es el de ir a comer a algún buen asador de carne, de esos que huelen a leña. Fue en uno donde descubrí porque las brochetas estaban tan jugosas, el sabor a leña es difícil de conseguir en casa, pero la jugosidad al fin la he conseguido.

El secreto está en usar la parte del pollo adecuada, antes siempre usaba pechugas de pollo para hacer las brochetas y siempre quedaban algo sequeronas. Así que me día cuenta que en el asador usaban las partes traseras deshuesadas, y menuda diferencia.

brocheta de pollo, receta de pollo, cocina con marta, recetas faciles, caseras, rapidas, recetas saludables, brocheta para niños, pinchito

La jugosidad y la textura del muslo y contramuslo deshuesado no tiene nada que ver con la de la pechuga. Es tan simple como perdir al carnicero que nos deshuese las partes traseras y les quite la piel.

Hará falta una parte trasera por brocheta si quieres hacerlas grandes, o una para dos brochetas si las haces más pequeñas. También puedes usar las verduras que más te gusten o variarlas según la ocasión, como por ejemplo champiñones frescos, calabacín troceado, etc.

brocheta de pollo, receta de pollo, cocina con marta, recetas faciles, caseras, rapidas, recetas saludables, brocheta para niños, pinchito

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

8 de marzo, Día de la Mujer

Ultimamente escucho mucho ruido sobre el feminismo, como siempre posturas y opiniones enfrentadas y totalmente opuestas. Todo eso me ha hecho pensar, sobre si yo misma soy feminista y si hay clases de feminismo. Y la verdad, si, soy feminista y este es mi feminismo.

Soy feminista porque trabajo, y porque no trabajo. Porque soy madre y porque no quiero serlo.
Porque estoy casada, porque estoy soltera, porque soy de esta acera o de la de enfrente.
Porque antepongo mis metas profesionales a las personales, o porque para mi la familia es lo primero.
Porque yo decido sobre mi cuerpo, porque quiero tener hijos y porque no quiero tenerlos.
Porque me gusta arreglarme, peinarme y pitarme, o simplemente me hago un moño.
Soy feminista porque me gusta quemar sujetadores o porque me gusta llevarlos bien puestos.

No odio a los hombres, ni quiero ser más que ellos. Ni siquiera pido tener los mismos derechos o el mismo trato que un varón, simplemente porque yo soy mujer, porque quiero mis propios derechos y vivir en una sociedad en la que se reconozca mi realidad, la realidad y la singularidad de cada ser humano. Porque no somos iguales, hombres y mujeres somos diferentes, pero todas las personas tenemos el derecho de llegar hasta donde queramos sin que nos impongan limites basados en cuestiones de sexo.

imagen tomada de tnrelaciones.com

Lo triste de esta cuestión del "feminismo" es que es algo que se sufre en todas las escalas de nuestra vida, con roles que se imponen desde la familia, el trabajo, las amistades, la empresa, la televisión, las revistas... Y por eso es tan difícil cambiar mentalidades obsoletas, basadas en el patriarcado y en el listón tan alto que se nos impone a las mujeres, y también a los hombres, por qué no decirlo.

Hace muchos años una muy buena amiga me dijo a modo de consejo que nosotras las mujeres tenemos que ser el cuello del hombre, el hombre es la cabeza y nosotras hemos de dirigirles desde el silencio. Aquello me pareció de lo mas triste, pero es que yo siempre he sido muy rara... Pensé, uff que aburrido, bastante tengo con dirigirme a mi misma como para perder la vida intentando dirigir a un hombre, porque la verdad, si algo siempre he buscado en el hombre que quiero en mi vida, es que sea él mismo, lo suficientemente adulto, responsable e interesante para hacer que yo quiera estar a su lado.

Cuando fui madre, y todas las que somos madres sabemos que la recuperación del parto y adaptarse a la nueva vida no es fácil, la lluvia de "consejos" fue de las peores cosas que me sucedieron y lo que menos necesitaba en esos momentos. La verdad necesitaba el abrazo de otras mujeres, la compresión y el apoyo. Pero encontré consejos muy desalmados, con muy buena intención pero que tristemente las mujeres han asimilado desde generaciones pasadas.

Cosas, como "arréglate un poquito porque sino tu marido se va a buscar a otra", "ocúpate tu del bebe y no molestes al padre, que los hombres se agobian y necesitan aire", "no descuides a tu marido en la cama, que son muchas las parejas que no superan el primer año de ser padres", "adelgaza que las hay mas jóvenes que tu", "no antepongas a tu hijo a tu marido". Cuando he tenido que escuchar todas cosas, he pensado, que triste cuando estas mujeres pasen por esto, que solas se van a encontrar pensando así. Porque los hijos los tienen las madres y los padres, ambos tienen el derecho y el privilegio de criarlos, y si por cuestiones de sexo uno de ellos no esta dispuesto a dar la talla, pues mira, conmigo que no cuenten para tener familia. Así de sencillo.

En una reunión de amigos, me sangraban los oídos hace poco y sólo opté por callar para no ofender, porque siempre he sido muy rara... Parejas jóvenes, espetándose a la cara frases como "no me ayuda en casa", "no me hace las cosas, no me friega los platos", "Pili, dime como lo haces tu con el tuyo a ver si educo yo al mío", "vaya mujer me he buscado, que no me hace la comida, que poco le gusta limpiar". Esa es la falta de feminismo que tod@s tenemos que empezar a cambiar. Los platos no son míos, comemos todos, ensuciamos todos. La casa es tan mía como de todos los que viven en ella. Y la suciedad, perdona, no lleva mi nombre.

Que mal visto está que en el trabajo la mujer se quede hasta tarde, pobres hijos desamparados. Pero que bien vemos que lo haga el hombre. Yo personalmente los mandaba a los dos temprano para casa, que familia sólo hay una y no hay mejor inversión de tiempo que en la propia familia, y si no tienes familia, que bonito es cultivar aficiones. Pero eso ya es otro tema.

Lo que quiero es que me hablen de frente, caminar libre, con paso firme y seguro. Sueño con el día en que las diferencias, las desigualdades y las presiones que sufrimos queden atrás. Sueño con manos tendidas, sin puños cerrados.



Únete a la Comunidad de Cocina con Marta, Ahora cocinas tú! Y comparte con todos los resultados de las recetas del blog que más te gusten y te hayas animado a cocinar en casa... Te esperamos! (Pincha aquí o sobre la imagen para ir a la comunidad)







Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Fabes de la granja a la asturiana

En primer lugar, que me perdonen los asturianos. Pero no he podido resistirme a un plato de judiones o fabes de la granja con el frío que hace, así pese a que soy del sur y vivo bien lejos de Asturias, hoy os traigo mi versión de esta maravilla de receta.

Fabes a la asturiana, fabes, judiones, chorizo y morcilla asturiana, panceta, potaje, platos de cuchara, receta casera, cocina con marta

Es de esos platos que te levantan el alma, y por suerte en casa nos gusta a todos. Una receta así es de las pecar con el embutido, ya sabemos que no se puede abusar de los chorizos y morcillas pero un día es un día, y este plato bien lo merece.

Fabes a la asturiana, fabes, judiones, chorizo y morcilla asturiana, panceta, potaje, platos de cuchara, receta casera, cocina con marta

Con estas cantidades hemos comido tres, así que si eres de buen comer o sois más personas para comer, doblas cantidades y listo!

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Galletas de Avena

Hoy día es difícil encontrar galletas medio saludables o que al menos el azúcar no sea el ingrediente principal o grasas poco aconsejables como el aceite de palma. Además son aptas para alérgicos a la leche (aplv) y para los intolerantes a la lactosa.

Quería hacerle unas galletas a mi peque para variar las meriendas, aunque siempre le ofrezco fruta me gusta ofrecerle algo más como pan, tortitas, bizcocho o en este caso galletas. Y como siempre todo casero.

Receta casera galletas de avena, galletas sanas, saludables, sin aceite de palma, sin azúcar, sin aditivos, galletas para niños y bebes, cocina con marta

Lo mejor de todo es lo poco que te tarda en preparar una docena de crujientes galletas, las hice mientras preparaba el almuerzo. Tardé 5 minutos en pesar y mezclar los ingredientes y 20 minutos de horno es los que no tuve que hacer nada.

Nos han encantado a todos, mi marido incluso dudaba de que no fueran compradas! 

Receta casera galletas de avena, galletas sanas, saludables, sin aceite de palma, sin azúcar, sin aditivos, galletas para niños y bebes, cocina con marta

Si no quieres añadir azúcar puedes usar otro endulzante de tu gusto, o simplemente no añadir nada. En esta ocasión las hice con 40 gr. de panela (azúcar de caña integral sin refinar), pero la verdad es que quedaron dulces y la próxima vez probaré a añadir menos azúcar.

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Paté o hummus de berenjenas, Baba Ganoush

El paté de berenjenas es una receta muy típica en países árabes, y en España cada vez se conoce más. Se una alternativa estupenda, así ampliamos el abanico de patés o cremas untables, y si es fresco, natural y casero.... poco más podemos pedir!

Paté de berenejenas, hummus berenjena, hunmus, baba ganoush, cocina con marta, receta casera, receta vegana, vegetariana, recetas para niños, sin aceite de palma, receta casera

Es una receta muy sencilla de hacer y sus ingredientes son muy simples. Dura un par de días en la nevera, y os aseguro que es aditictivo.  Lo mejor de todo es que lo puede comer toda la familia, desde los más pequeños y así ayudamos a cambiar hábitos regulares por otros más saludables.

Paté de berenejenas, hummus berenjena, hunmus, baba ganoush, cocina con marta, receta casera, receta vegana, vegetariana, recetas para niños, sin aceite de palma, receta casera

Las cantidades no tienes que ser exactas, intenta guardar la proporción y prueba antes de servir por si quieres añadir un poco más de alguna o especia, o un poco más de limón.

  • 2 o 3 berenjenas
  • Dos diente de ajo
  • Un limón
  • Aceite de Oliva Virgen (dos o tres cucharadas)
  • Una cucharadita de cominos molidos (aunque puedes agregar al gusto)
  • Una cucharada de sésamo (ajonjolí) o tahine (pasta de sésamo) si tienes en casa
  • Una cucharadita de pimentón (dulce o picante, al gusto)
  • Un ramito de perejil fresco (opcional)
  • Un pellizco de sal y pimienta


1. Las berenejenas se pueden asar en 6 minutos al microondas, pero a mi me gusta más al horno y así los ajos también se cocinan junto a la berenjena. Los ajos puedes añadirlos crudos o asados, en crudo el paté pica un poquito más y tiene más sabor a ajo. Cuestión de gustos.

Paté de berenejenas, hummus berenjena, hunmus, baba ganoush, cocina con marta, receta casera, receta vegana, vegetariana, recetas para niños, sin aceite de palma, receta casera


Para asar las berenjenas en el horno, trocealas y colócalas en un papel vegetal o fuente de horno untada en aceite de oliva, añade los ajos si los quieres asados. Programa 200 grados durante 30 minutos.

Paté de berenejenas, hummus berenjena, hunmus, baba ganoush, cocina con marta, receta casera, receta vegana, vegetariana, recetas para niños, sin aceite de palma, receta casera


2. En el vaso de la batidora o Thermomix, añade todos los ingredientes y bate hasta que no haya grumos y esté todo bien integrado.

Y ahora a dipear y disfrutar!!


Únete a la Comunidad de Cocina con Marta, Ahora cocinas tú! Y comparte con todos los resultados de las recetas del blog que más te gusten y te hayas animado a cocinar en casa... Te esperamos! (Pincha aquí o sobre la imagen para ir a la comunidad)

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

Varitas de garbanzo y verdura

Estas varitas con una autentica delicia para los mas pequeños de la casa y para los grandes también, están realmente deliciosas. Lo mejor es que son "varitas" caseras, sanas y hechas con todo el cariño para nuestros pequeños.

Lo mejor siempre es ofrecer los alimentos tal y como son a los pequeños, pero no siempre es fácil que un niño que está empezando a comer coja de buena gana cierto tipo de verduras o legumbres. En mi caso, mi peque unos días es capaz de devorar un plato de guisantes y al siguiente ni olerlo, y asi con todo... coge un plátano y no deja ni rastro o de igual manera pasan semanas hasta que le vuelva a apetecer.

Receta baby led weanig, blw, recetas para bebes y niños, receta sana, casera, cocina con marta, garbanzos, patatas, zanahorias, varitas, hamburguesas, receta vegana

Cuando iniciamos la alimentación complementaria mi peque empezó a comer de maravilla, no le hacía ascos a nada, pero van pasando los meses y se están volviendo más selectivo. Ya no le gusta mancharse demasiado las manos y se entretiene más investigando que comiendo.

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus

¿Que comemos hoy?

Ya es Septiembre y parece que el verano va quedando atrás, pero sólo lo parece! Lo que si ha vuelto son las rutinas y las responsabilidades porque el calor se queda con nosotros a hacernos compañía.

Os dejo unas cuantas recetas para sobrellevar el síndrome post vacacional y enfrentar esta nueva etapa llenos de energía. 

Claro que si eres de los afortunados que aun tienen vacaciones o de los que prefieren difrutarlas en un mes con menos gentío seguramente tengas ahora más tiempo para cocinar y sobre todo para viajar.
Para mi gusto, Septiembre y Octubre son los mejores meses para conocer nuevos lugares y cuando mejor temperatura hace, así que ya sabes siempre estas a tiempo de alquilar un coche en Ibiza, recorrer la isla y olvidarte de todo.








Únete a la Comunidad de Cocina con Marta, Ahora cocinas tú! Y comparte con todos los resultados de las recetas del blog que más te gusten y te hayas animado a cocinar en casa... Te esperamos! (Pincha aquí o sobre la imagen para ir a la comunidad)

Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus