Plátano crujiente

El plátano frito y crujiente es uno de los aperitivos preferidos en casa, y sirve para acompañar un sin fin de recetas. Se venden en cualquier frutería o supermercado, os garantizo que no vais a tener problemas en encontrarlo.

Para preparar el plátano de ésta manera no valen los plátanos o bananas normales, tiene que ser un plátano macho. El nombrecito se las trae, ya lo se... pero se que llama así, ¡que le vamos a hacer! o que cada uno haga lo que quiera!!

Es un plátano más grande de lo habitual, y por lo general se comprar más verde. Su piel es más dura, y para hacer la receta no queremos que esté maduro, es decir,  preferimos que la piel siga verde en vez de amarilla, así estará más crujiente.

plátano frito y crujiente


  • 1 plátano macho

  • Aceite de girasol


  • Miel de caña para acompañar, ya que si luego rociamos el plátano con un poco de miel, estará para chuparse los dedos!!

    1. Pelamos el plátano, y lo cortamos en finas láminas. Tener cuidado que este plátano está muy duro, para quitar la cáscara mejor ayudarse del cuchillo.

    2. Freímos en aceite y escurrimos bien. Servir con miel de caña.

    Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
    COMENTA CON:

    No hay comentarios

    Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
    Gracias!!