Crónica de una tarta anunciada...

¿Nunca os ha pasado que cuando tenéis visita todo sale mal?, yo es que soy así, me gusta quedar bien, y sobretodo si los invitados son la suegra, el suegro, las cuñadas y el cuñao. Fue una fiesta estupenda, que merece ser contada.

El viernes (por la mañana temprano) toda estupenda yo, que para eso soy super perfecta, me pregunta mi amor si me apetece pasar el día fuera. A lo que respondo; Claro, claro. Dejo el bizcocho preparado y listo, el relleno ya lo haré por la tarde, que como la tarta es para mañana sábado lo importante es que repose una noche. Ilusa.

Llegamos a las tantas, yo cansadísima. Manos a la obra, me dije. Empiezo cortando el bizcocho, hasta aquí bien. Preparo la ganache (la crema de chocolate), todo estupendo. Y llega la hora de la crema de moka, diosss, no salía ni pa' atrás ni pa'lante. Se me hizo grumos, se cortó. Vuelta a empezar, las nueve y media de la noche.

Cuando logré tener todos los ingredientes listos, me puse a montar la tarta. Esto lo hago yo en un periquete, seguía sin escarmentar. Me dieron las once y pico de la noche y decidí dejar la cobertura para el día siguiente.

Sábado por la mañana, la casa patas arriba, que es un fenómeno muy típico cada vez que viene visita. Para mi que vienen los enanos por la noche a revolverlo todo. Desayuno, limpio, limpio y le paso el testigo al cumpleañero, una buena limpieza como regalo de cumpleaños, no podrá quejarse de lo detallista que soy...

Y vuelta a la cocina, de la cual no salí hasta que empezó la fiesta. 

Una pena no haber hecho fotos en mitad de la vorágine, pero es fácil de imaginar. Empiezo haciendo las tortillas de patatas que son mi especialidad, plis plas y la tortilla estampada en la vitro ¡Put..! se escuchó en la cocina, jamás me ha pasado eso. Jajaja,. no dejo de reírme al recordarlo, la pobre quedó un poco desfigurada... un bonito corte y nadie lo notará... Nadie lo notó!!

A las seis de la tarde yo ya era un cyborg de preparar comida. En menos de una hora, ducha, secador, plancha, manita de pintura... y lista!!, bueno se hizo lo que se pudo la verdad...todo sea por amor!!



Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

7 comentarios

  1. hola Marta!! pues pese a todos los contratiempos, la tarta te quedó genial y seguro que estaba riquísima!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa Marta!!!
    Muchas gracias por tu comentario!!! No te seguia en el blog porque no te conocía pero ya tienes nueva seguidora. Leyendo tu entrada me he dado cuenta de que eres un poquito como yo: siempre me pilla el toro jejeje
    A mi me paso una vez, que se me mancho el fondant de una tarta de chocolate!!! Y tuve que cambiar toda la decoración y hacer malabares para arreglar el desastre ( todo esto el dia de entregar el encargo claro) al final todo salio fenomenal, pero que apuros!!!

    Besos!! :)

    http://condobledeazucarv.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Pues te ha quedado de 10! tenía que estar buenisima! Besitos

    ResponderEliminar
  4. Y triunfaste!!! Felicidades por la tarta y por el triunfo del amor...jajaja. Besitos. La tarta fantástica. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado fenomenal,con todo lo que te pasó te quedó de 10.
    besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  6. Oye, pues sí que eres detallista. El cumpleañeros tiene que estar bien contento contigo, menos mal que la tarta valió la pena y compensa lo de la limpieza, jajaja.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  7. Es como dices tú: cuando más qiieres quedar bien, más problemas aparecen! Pero saliste airosa, aunque con la lengua fuera! La tarta estupenda.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!