Torrijas con miel

La semana no podía empezar de mejor manera, ¡con torrijas! Y es que no hay nada tan tradicional para éstas fechas con la torrijas y si son caseras mejor que mejor.

Es uno de los dulces más fáciles de hacer, y antes las hacía en cualquier época del año, sobretodo en verano.

Recuerdo cuando tenía quince años, en pleno mes de agosto, haciendo torrijas para todos los amigos. La duración de la bandeja era cuestión de segundos, desaparecían antes de llegar, y es que no pueden estar más ricas.

Aunque es una receta muy simple, prestar atención a pequeños detalles puede hacer que nuestras torrijas sean las mejores de mundo mundial. Hervir la leche con aromas deliciosos le da un sabor muy bueno.

Torrijas con miel caseras. Recetas de Semana Santa. Fáciles y rápidas de hacer.


Torrijas con miel caseras. Recetas de Semana Santa. Fáciles y rápidas de hacer.


Con una barra de pan pueden salir más de 15 torrijas, si queremos hacer menos, usamos menos ingredientes.

  • Una barra de pan del día anterior, aunque ahora en las tiendas venden un pan preparado especialmente para torrijas. Y si las hacemos con pan tipo "bricoche" quedarán estupendas.
  • Un litro de leche (aprox)
  • Una rama de canela
  • La piel de un limón, sólo la parte amarilla
  • 1 o 2 cucharadas de azúcar
  • 2 huevos
  • 1/2 bote de miel


Ponemos a calentar la leche junto con dos cucharadas de azúcar, una ramita de canela y la cáscara de limón. La llevamos a ebullición, apagamos y dejamos que temple.

Cortamos el pan en rebanadas de un dedo de grosor aprox., y las vamos mojando una a una en leche hasta que estén empapadas. Las escurrimos un poco con las manos (si tiene demasiada leche, luego salpicará mucho el aceite).

Vamos a ir friendo las torrijas al tiempo que las pasamos por la leche y el huevo, así mientras se fríe una vamos remojando y rebozando otra. 

Pasamos por huevo y la sartén con cuidado, las freímos en abundante aceite. Las escurrimos un poco en papel absorbente (no hay que dejarla demasiado tiempo en el papel para que no absorba la leche).

Calentamos la miel con un chorrito pequeño de agua. No hay que llevarla a ebullición, sólo calentarla para que esté más líquida. Bañamos las torrijas por ambos lados, tratando de no llenarlas en exceso.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

17 comentarios

  1. Un dulce típico de estas fiestas con múltiples variantes y esta tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
  2. Yo no,las,he probado nunca asi enmeladas... En casa nos.gustan rebozaditas con azúcar y csnela... Pero tengo que probar un,día.cómo tu las,haces porque ya,he visto varias personas que las,han,Publicado... Tienes,unas fotos,preciosas!!! Un saludo y me.alegro de conocerte porque me encanta lo que he visto!!!

    ResponderEliminar
  3. El problema esta en poder parar de comer....
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Mmmmmmm, que ricas!! Así sí que da gusto empezar la semana!! Ñam, ñam!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  5. Aix! Me estáis poniendo los dientes largos con tantas recetas de torrijas! Tanto que si puedo esta semana hare unas a ver qué tal! Se pueden hacer con pan de molde? Muchas gracias por la recetilla guapi! :)

    ResponderEliminar
  6. Que ricas torrijas, me encantan, te han quedado geniales. Bs.

    ResponderEliminar
  7. Menudas torrijas! No me extraña que no volaran en aquella época y en esta jeje. De momento por aquí me llevo unas cuantas para el postrre ;) Un besin

    ResponderEliminar
  8. Hola Marta, no me canso de ver torrijas y me las comeria todas, las tuyas que pinta tienen, deliciosas
    Besines y que pases buena semana
    Silvia

    ResponderEliminar
  9. Ayyy Marta !pero que ricas! me encantan las torrijas y estas tuyas tienen una pinta... Están pidiendo a gritos que alguien se las coma... Besos

    ResponderEliminar
  10. Que buenas, son casi como las mias. Ahora mismo me voy a la cocina......

    ResponderEliminar
  11. Yo tambien las hago con miel, ¡que buenas!

    ResponderEliminar
  12. Yo las enmelo como tú, con miel, pero en lugar de con leche, las paso por vino blanco... Suena diferente pero están buenisimas y apenas se nota el sabor del vino :) Besitos.
    "La que se avecina en mi cocina".

    ResponderEliminar
  13. El baño con miel no lo he probado nunca pero le tienen que dar un gustito delicioso! Buena receta!
    Marta

    ResponderEliminar
  14. Son mis preferidas las de miel...que pintaza Marta!!!Mándame una cajita a Valencia...jejejjeeBs

    ResponderEliminar
  15. Mmm.. ¡qué pinta! ¡Están diciendo cómeme! No las he probado con miel pero creo que deben estar deliciosas a ver si pruebo tu receta.

    ResponderEliminar
  16. Que ricas por favor!! Y encima con el toque de la miel mmmmm que delicia!!que pases una feliz semana santa!!un besito

    ResponderEliminar
  17. Tengo la boca salivando..... Munnnnnnn rico, rico.
    Besos. La Cocina de Trini Altea

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!