Croquetas Caseras

Desde chiquitilla ayudaba a mi madre a rebozar las croquetas (que es lo más pesado), hasta que empecé a hacerlas, hará por los menos 16 años, y eso que tengo 28... He hecho tantas croquetas en mi vida, que ya las hago de forma automática. A mi familia, como  todas, les encanta.

Croquetas caseras de pollo. Con pollo  y ternera del puchero o cocido.

Con el pollo y la ternera del puchero, es como más buenas salen las croquetas, pero si no también nos sirve una pechuga de pollo.

  • El pollo y la ternera del cocido o puchero. Y sino una pechuga de pollo o medio pollo, ya hervido.
  • 1 cebolla grande o dos medianas
  • Tres cucharadas de harina
  • Leche
  • Una cucharadita de mantequilla
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de nuez moscada (si no tenemos, no pasa nada)
  • Una cucharadita de sal.
  • Para rebozar un huevo batido y un plato con pan rallado.


Con estos ingredientes salen de 20 a 30 croquetas, dependiendo del tamaño que le demos, las que no vayamos a consumir, las podemos congelar. Aunque si sobran, frias están muy buenas.

Picamos las cebollas en los trocitos más pequeños que nos salgan, no recomiendo usar picadora, porque la cebolla pierde todo su jugo.


Ponemos el aceite en la sartén (que sea antiadherente), a fuego medio-lento, y echamos la cebolla picadita. Dejamos que vaya pochando, sin que se dore ni mucho menos que se queme. (tiene que estar blanquita, para que luego no la notemos).

Desmenuzamos la carne y la picamos bien. Añadimos la carne a la sartén y mezclamos bien con la cebolla, unos minutos.

Echamos la harina, y seguimos moviendo unos minutos más. Y ahora empezamos a echar la leche poco a poco, es decir, echamos un chorro y mezclamos, otro chorro y volvemos a mezclar. Todo si dejar en ningún momento de mover (necesitamos un brazo en forma, la masa cada vez tendrá más consistencia). Y así hasta que la masa se separe de la sartén sin mancharla.

Dejamos enfriar, y con las manos vamos haciendo las croquetas del tamaño que nos guste. Pasamos por huevo y pan rallado. (Yo sólo les doy una pasada, si damos más el rebozado será más grueso y por tanto más calórico)
Freímos a fuego medio, hasta que doraditas. (Fritas en aceite de oliva, mucho más buenas, no hace falta que sea aceite virgen).