Mayonesa casera

  • 1 huevo
  • 1 vaso y 1/2 de aceite de girasol
  • El zumo de 1/2 limón estrujado o un chorrito de vinagre (como nos guste más)
  • Una cucharadita de sal.
En el vaso de la batidora (la de brazo, por no decir la marca), echamos primero el huevo, despúes el aceite, el limón o vinagre y la sal.

Colocamos el brazo de la batidora en el vaso, apoyado firmemente sobre el fondo, y le damos la máxima potencia, sin mover ni un músculo del brazo... 

Cuando observemos que la emulsión va creciendo hacia la superficie, vamos moviendo el brazo de la batidora de arriba a abajo lentamente, cuando ya no haya aceite, no batimos más. Ya está lista.

Si se nos corta, cosa que pasa de vez en cuando, podemos volver a empezar, pero sólo pondremos en el vaso el huevo y 1/2 vaso de aceite, y le metemos el "brazo batidor", cuando emulsione vamos añadiendo en un chorrito continuo la mayonesa que se cortó (si nos ayuda alguien a ir echando la mezcla mejor, porque lo suyo es no parar de batir). De esta forma no desperdiciamos nada.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

2 comentarios

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!