Bizcocho de yogur, plátano y chocolate

  • 3 huevos
  • 170 gr. de harina (o 3 vasitos de yogur)
  • 1 yogur blanco azucarado
  • 80 ml. aceite de girasol
  • 1 sobre levadura en polvo
  • 200 gr. azúcar (o 2 vasitos de yogur)
  • 100 gr. chocolate para postres
  • Un poco de mantequilla
  • 2 plátanos o 1 si es muy grande
  • Un chorrito de leche
  • Un pellizco de sal
- Cuando tengamos plátanos un pelín pasados y que no nos vamos a comer, la mejor manera de aprovecharlos es ésta.
- Un vasito de yogur tiene capacidad para 100 ml., y para hacer bizcochos nos sirve de medida.

Con un tenedor machacamos los plátanos con un chorrito de leche, hacemos una papilla.
Fundimos el chocolate con una cucharadita de mantequilla, en el microondas. Primero 30 segundos, movemos y otros 30 segundos, movemos hasta que esté todo fundido.

Mezclamos los huevos batidos, el azúcar, el yogur, el aceite, la levadura, sal y harina. Podemos hacerlo con las varillas, la batidora (velocidad media), o con la thermomix. Esta mezcla la dividimos en 2 partes.
Ponemos el horno a precalentar a 180 grados.

En una parte de la mezcla anterior, añadimos el chocolate y mezclamos bien. En un molde previamente engrasado con mantequilla y espolvoreado de harina, echamos con cuidado el chocolate que quede repartido de manera uniforme.

En la otra parte de la mezcla, echamos la papilla de plátano y mezclamos bien. Añadimos con cuidado al molde.
Horneamos a 180 grados durante 30 minutos. Para comprobar que está hecho, pinchamos con un cuchillo, si sale limpio está listo y sino dejamos 5 minutos más. 

Sacamos del horno, dejamos que temple y desmoldamos. Decoramos al gusto. Yo he utilizado un poco del chocolate fundido y almendras caramelizas troceadas.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

1 comentario

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!