Huevos rotos, papas y chorizo

Si me preguntarán antes de morir cuál querría que fuera mi última comida, sin duda sería ésta!! Podré cocinar miles de recetas, probar infinitos sabores... pero las papas con huevo y chorizo las llevo grabadas en el adn, soy totalmente vulnerable ante un plato así.

Y lo mejor como siempre... es que son fáciles y rápidas de hacer, y que por supuesto gusta a toda la familia. Las preparé el sábado, después de pasear aprovechando los rayitos de sol que se escaparon entre tanta nube, caímos rendidos sobre la mesa, y junto con una barra de pan hicimos reverencia a estos huevos.




(para 2 personas, a más personas, más de todo!!)
  • 2 o 3 huevos
  • 2 o 3 patatas 
  • 1 chorizo
  • Aceite de oliva o de girasol 
  • Sal

Pelamos y cortamos las patatas, en láminas y si resultan muy grandes, las cortamos por la mitad.

Ponemos el aceite en la sartén, suficiente para freír las patatas pero sin echar demasiado. El aceite tiene que ser limpio, no haber sido usado para freír antes, como que se haya usado para freír patatas o algo que no haya dejado sabor.

Las freímos a fuego medio, que se vayan dorando y poniendo blanditas, les echamos un poco de sal. Cuando estén listas, echamos el chorizo cortamos en trozos o rebanadas, como más nos guste. Y cascamos los huevos encima y echamos un poco de sal (lo propio es que no se rompa la yema, para romperla después nosotros, pero si se rompe no pasa nada, sacamos de la sartén inmediatamente esa parte, para evitar que cuaje la yema).



Cuando las claras estén blancas, escurrimos y servimos en el plato. Rompemos las yemas en el momento de empezar a comer. Para ayudar a que cuaje un poquito por arriba, tapamos unos segundos la sartén, y magia. Los huevos quedarán blanquitos como en la foto, pero la yema totalmente líquida, lista para romperla!!



Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

No hay comentarios

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!