Pan de calabaza

Tenía demasiada calabaza para la crema, así que con la parte que no iba a usar improvisé éste estupendo pan de calabaza, aprovechando que mi madre me había traído levadura fresca.

  • 300 gr calabaza aprox.
  • 400 gr. harina aprox.
  • 1/2 nuez levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva para engrasar

Cortamos la calabaza en trocitos y los hervimos en agua hasta que estén tiernos (lo podemos comprobar pinchando con el cuchillo). Reservamos el agua por si acaso tenemos que utilizar un poco.

Escurrimos la calabaza y en el recipiente donde vayamos a hacer la masa, la machacamos con un tenedor. Añadimos la harina, la sal y la levadura y mezclamos bien, cuando empiece a parecer una pasta, empezamos a amasar con las manos, la calabaza irá desapareciendo hasta que obtengamos una masa homogenea. Añadimos la levadura y amasamos hasta que desaparezca. (Si la masa estuviera seca, añadimos un poco del agua de hervir)

Dejamos reposar a temperatura ambiente unas 2 horas, tapamos la masa con papel film (transparente). Duplicará su tamaño. Pasado éste tiempo, volvemos a amasar y la colocamos en el recipiente de horno que vayamos a usar, engrasándolo previamente con aceite de oliva. Y dejamos que repose 1 hora, tapándolo con un trapo húmedo.

Podemos decorarlo con las pipas de la propia calabaza y con sésamo, yo me he quedado con las ganas de echarle semillas de amapola, pero no tengo.

Precalentamos el horno a 200 grados, y horneamos el pan de 40 a 60 minutos, en función de la potencia de nuestro horno y del volumen del pan. Pero para saber si está listo, podemos pinchar con un cuchillo por el centro, y si sale limpio es que está listo.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

No hay comentarios

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!