Alcachofas con aliño

Lo confieso, no me gustan las alcachofas!!, nunca me han gustado. Pero he decidido darles una oportunidad, y me han quedado fenomenales. Estaban muy buenas así tal cual, pero ya estoy pensando en ponerlas en una pizza o algo así... ya os contaré!!
  • 6 alcachofas (o las que queramos)
  • 1 limón
  • 2 o 3 dientes de ajos
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada ají molido dulce (si lo tenemos)
  • 1/2 vaso de vinagre
  • 1 vaso de agua
  • Sal
Hay que tener en cuenta que al pelar las alcachofas se quedan en la mitad de la mitad de lo que eran. Y además se oxidan a la velocidad de la luz, por lo que el limón en muy importante.

También hay que tener en cuenta que las manos se ponen negras y sobretodo las uñas, si podemos nos ponemos guantes.

Pelamos la alcachofas quitándoles las hojas más duras y los rabos. Conforme las vayamos pelando las vamos sumergiendo en agua con sal y el zumo de un limón. Las podemos poner enteras o cortadas por la mitad.

Si las alcachofas están algo ennegrecidas o con motitas, ya vereis como el vinagre hace milagros, las pone blanquitas de momento!!

Las hervimos en agua con sal unos 20 minutos, escurrimos y las ponemos bajo el grifo con agua fría.
Las echamos en un recipiente y las cubrimos con agua, echamos 1/2 vaso de vinagre, los ajos machacados, el orégano, el ají y un pellizco de sal.

Las dejamos macerar una 1/2 hora antes de servirlas, si nos sobran las conservamos en la nevera con parte del liquido.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

1 comentario

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!