Tagliatelle a la carbonara

Hoy os tiento con una plato de los que quitan el "sentío", sólo hay que mirar la foto para que empiecen las mariposillas a rebolotear en el estómago.

La auténtica carbonara no lleva nata, la salsa se hace a base de huevos batidos y servidos al punto para que no se cocinen demasiado. Últimamente la lactosa me sienta regular, y me encanta poder comer un plato así de delicioso dejando atrás la leche o la nata.

Receta casera de la auténtica y verdadera salsa carbonara con tagliatelle o tallarines. Fácil y rápido.

En ésta ocasión en vez de añadir champiñones frescos, he usado un revuelto de setas variadas que se venden tanto frescas como en conserva, que son las que yo he usado. Tengo debilidad por las setas shiitake, así que aprovecho cualquier ocasión para cocinarlas.


Tengo que reconocer que hace tiempo tenía ciertos perjuicios con la autentica carbonara, eso de usar huevos pocos cocinados no me encajaba mucho. Pero en esta vida todo es probar, y desde hace unos años que me aventure a cocinarla ya no puedo vivir sin ella!!

Receta casera de la auténtica y verdadera salsa carbonara con tagliatelle o tallarines. Fácil y rápido.

En España parace que hacemos distinción entre los tallarines (planos pero más finos) y los tagliatelle (más anchos y suaves), aunque es la misma palabra en dos idiomas. Los tagliatelle los podemos encontrar en cualquier supermercado con la forma de nidos de pasta.

  • 100 gr. tagliatelle por persona.
  • 4 huevos
  • 4 o 5 lonchas de bacon
  • Una cebolla
  • Setas o champiñones
  • Queso rallado (mejor elegir uno bueno, yo directamente rallo una cuña de queso con sabor un poco fuerte)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

1. Hervimos la pasta, mientras picamos la cebolla y el bacon, lo sofreímos junto con las setas, con un poco de aceite de oliva.

2. Batimos los huevos como si fueran para tortilla, con un poco de sal y pimienta (normalmente se usan 4 claras y 2 yemas, pero como está tan rico, yo le dejo las cuatro yemas y no pasa nada). 

3. Añadimos el queso rallado, dejando un poco para decorar y el sofrito de bacon, cebolla y setas. Mezclamos bien.

4. Escurrimos la pasta y en una sarten que esté caliente, añadimos la pasta y la mezcla de huevos. Se cocina un par de minutos, no más porque sino cuajan demasiado los huevos. Lo suficiente para que el queso funda y la salsa sea cremosa. Incluso podemos añadir un poco del agua de hervir, para que sea más cremosa aún.

5. Servimos con un poco de queso rallado.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

21 comentarios

  1. Hola!! Pues hace unos días gracias a otro blog descubrí que la carbonara era sin nata, así que ya sois dos. Tengo que hacerla porque creo que me va a gustar mucho más y además ya tengo variedad. un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta, pues sí que es toda una tentación este plato. Me encanta la pasta y de vez en cuando no puedo resistirme a hacer recetas así, me lo apunto y te aseguro que lo haré. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Fabuloso este plato en el que una de las salsas tradicionales de la pasta tu la haces aun mas espectacular por como ha quedado, enhorabuena. Besos Marta

    ResponderEliminar
  4. Imagínate revolotean en mi estomago y acabo de cenar. Pero es que la pasta a la carbonara es mi preferida.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Estupenda receta, Marta, se me hace la boca agua!
    Un beso enorme y feliz mitad de semana!

    ResponderEliminar
  6. !Què rico Marta! Me encanta, un plato delicioso.... Uhmmm
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Marta un plato delicioso!! Me encanta que hayas usado la receta original, yo hasta que una amiga italiana me la hizo no sabia lo que me estaba perdiendo todos estos año jejeje. Y estaba buscando una receta para probar a hacerla yo, así que me la apunto!! Por cierto hice la receta del pollo con miel y mostaza y estaba muy rico :) un besito

    ResponderEliminar
  8. A mi este plato me encanta y sin nata es más ligeritas y sienta mejor.
    Besos cris y laura

    ResponderEliminar
  9. Como me gusta la pasta a la carbonara!!!! Y esta versión que has hecho me parece estupenda Marta!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  10. hola preciosaaaaaaaa! te a quedado deliciosa, como todo lo que tu cocinas, mandame un tuper ya mismo. un besazo

    ResponderEliminar
  11. Pues sí que es un plato de los que quitan "el sentío", por lo menos a mí, que me encanta la pasta, y es que esta tiene una pinta de vicio!^^
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  12. La foto lo dice todo, menuda tentación, a falta de nata, buena alternativa propuesta.

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado una presentación estupenda y seguro que están muy ricos........ Besitos

    ResponderEliminar
  14. Adoro la pasta a la carbonara. Y ya sabes que yo tampoco tolero la lactosa, así que este plato tiene todos los ingredientes necesarios para conquistarme. Es más, me pierden las setas y las shiitake ni te cuento.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. !Mira guapetona!...!no sè como se pronuncìa pero si sè que se ve delicioso! apetecible!....!con todo gusto me lo como!...haces ver tan pero tan sencilla la cocina que hasta me animo!...!jo!jo! dije hasta me animo no que lo harìa eh!...porque seguro me saldrà una bola de masa!..nena si es que a mi hasta el agua seme quema!...!pero puedo aprender eso si!..!viste como me escuche!...que hasta yo solita me lo creo!
    !mejor me voy hablo muchas bobadas!...!besotes y tienes un 10% de calificaciòn quelo sepas!

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa! A mi me pasa lo mismo! Desde que descubrí que la carbonara era sin nata, me gusta más! Me sienta mejor y no es tan pesada!! Se ve espectacular. Un besazooo

    ResponderEliminar
  17. Hola guapissima!! que bueno estaban!!!!! Mi marido repitió dos veces!! Gracias preciosa!!

    ResponderEliminar
  18. La pasta que me enseñaron a hacer en mi época Erasmus era con huevo y con panceta, en lugar de bacon. Con el toque de pimienta... ummmm

    ResponderEliminar
  19. La pasta que me enseñaron a hacer en mi época Erasmus era con huevo y con panceta, en lugar de bacon. Con el toque de pimienta... ummmm

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!