Salsa de yogur

Esta salsa está buenísima, además es muy ligera. Ideal dipear, acompañar ensaladas, carnes, verduritas "crudites".

Si estamos cuidando la línea, el mejor sustitutivo de la mayonesa e incluso de la nata. Y además se digiere más fácilmente. En casa, es una de las salsas imprescindibles.

Receta casera de salsa de yogur, fácil y rápida de hacer. Para acompañar platos, sustitutivo de la nata y la mayonesa.
  • 1 yogur blanco, si puede ser, griego (puede ser azucarado o natural, al gusto)
  • Un chorrito de agua (una cucharada)
  • Una cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de eneldo
  • Una cucharadita de aceite de oliva, o el zumo de medio limón
  • Unas hojitas de menta fresca picada (si no tenemos, no pasa nada)
  • Una pizca de pimienta
  • Una pizca de sal
En un bol, no demasiado grande, echamos todos los ingredientes y movemos hasta que esté todo bien mezclado y cremoso.

La diferencia entre añadir aceite de oliva o limón es el toque de sabor que da cada ingrediente. El toque de limón viene bien para añadir un toque ácido al plato que vaya a acompañar. A mí es como más me gusta.