Saquitos de berenjena y crema de queso

Es una receta muy fácil de hacer, la pasta brick se presta para muchas cosas. Siempre la cocino al horno para que sea ligera y evitar las calorías de freírlas en aceite.

 En ésta ocasión los ingredientes muy básicos y el resultado extraordinario. Como acompañamiento o aperitivo resultan muy vistosos.



Asamos la berenjena en el microondas, unos 5 minutos es suficiente. Esperamos que temple (sale ardiendo) y la cortamos en dados, aderezamos con un poco de vinagre de módena y miel  de caña.

Preparamos la crema de queso

Cortamos cada oblea de pasta brick por la mitad, las pincelamos con aceite (un pelín) y ponemos la mitad de la oblea sobre la otra mitad (para que tenga más consistencia)

En el centro colocamos una cucharada de crema de queso y unos cuantos taquitos de berenjena. Y cerramos con la ayuda de un cordel. Hacemos todos los saquitos que necesitemos, y horneamos de 5 a 10 minutos a 210 grados hasta que la pasta esté dorada.

Así me he montado mi plato, tres saquitos de berenjena y crema de queso, un manojito de espárragos hervidos y un lomo de merluza a la plancha. Un menú que llena, muy sabroso y muy sano!!