miércoles, 5 de junio de 2013

Muffins de chocolate y moka

Según la costumbre americana los muffins se elaboran de una manera muy sencilla, sin necesidad siquiera de usar batidora. Nunca usaremos un robot de cocina, a mano es la mejor manera.

El secreto de todo muffin es mezclar por un lado los ingredientes secos y por otro los húmedos junto con el azúcar, luego los mezclamos, vertemos en los moldes y al horno!!

Lo mejor es que se conservan en un recipiente hermético unos tres días, pero también podemos congelarlos una vez hechos. Bastará volver a calentarlos unos 10 minutos en el horno a 180 grados. También podemos guardar la masa cruda, ya vertida en los moldes y hornearlos como si se acabaran de hacer.

No hay que dejar reposar demasiado la masa ni mezclarla en exceso. Como veis, más simple imposible!!




Para 12 unidades

  • 250 gr. de harina
  • 2 o 3 cucharadas de cacao en polvo
  • 2 y 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 200 gr. azúcar
  • Raspadura de vainilla, o unas gotas de esencia de vainilla
  • 80 ml. aceite de girasol
  • 250 de nata
  • 75 ml. de café fuerte (si es para niños usar descafeinado)
  • Un poco de mantequilla para untar

Para el relleno

  • 200 ml. de nata para montar muy fría
  • Una cucharada de queso de untar o una cucharadita de gelatina en polvo para dar consistencia
  • Una cucharadita de cafe soluble
  • Nocilla o chocolate fundido con leche para untar los bizcochos.

Precalentamos el horno a 180 grados y mientras hacemos la masa. Mezclamos la harina con el cacao en polvo, la levadura y el bicarbonato.

En otro recipiente, batimos el huevo junto con el azúcar, el aceite, la nata y el café.

Untamos los moldes con mantequilla. Mezclamos los ingredientes hasta que los ingredientes sólidos hayan humedecido.

Vertemos sobre los moldes y horneamos los muffins entre 20 y 25 minutos. Sacamos de horno y dejamos enfríar.

Montamos la nata junto con un pelín de gelatina en polvo o una cucharada de queso de untar. Una vez montada añadimos el café soluble y el azúcar, mezclamos a mano con movimientos envolventes.

Cortamos los muffins por la mitad, untamos de nocilla o crema de chocolate y cubrimos con la nata. Cerramos el bizcocho sin apretar demasiado para que no se desparrame la nata. Ponemos un poquito de nata para coronar nuestro muffin y podemos espolvorear con cacao en polvo.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...