lunes, 1 de julio de 2013

Codillo asado a la cerverza

El codillo es una parte del cerdo que resulta muy jugosa cocinada al horno, si le decimos al carnicero que nos quite la piel resultará menos grasa.

La salsa que acompaña al codillo es suave y acompaña a potenciar el sabor de de la carne, resulta de sabor agridulce y no roba protagonismo.

Y como ya veis, la foto habla por si sola, si además acompañamos de unas rodajas de patatas horneadas con el jugo de la carne, el plato resulta redondo.

Codillo asado con cerveza al limón



Codillo asado con cerveza al limón


Yo he usado cerveza con limón (Shandy) ya que es más suave y no amarga, y la recomiendo para hacer esta receta.

Con una pieza de codillo comen dos personas (claro que para que coman mucho, que se la coman entera!!)
  • Codillo de cerdo (según las piezas que necesitemos)
  • Para marinar: 2 ajos, una cucharadita de pimentón picante, tomillo, sal
  • Una lata de cerveza al limón (Shandy), la mitad nos servirá para la salsa
  • 2 o 3 patatas
  • Un chorrito de aceite de oliva
Para la salsa:
  • 1/2 lata de cerveza al limón (Shandy)
  • Una cebolleta
  • Un trocito de pimiento verde
  • 1 o 2 zanahorias
  • 1 pastilla de caldo
  • Un pelín de aceite de oliva
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • Una pizca de pimienta (he usado unas cuantas pimientas de Jamaica, si las teneis no dudeis en usarlas!!)
  • Una pizca de sal

Lo propio es que le digamos al carnicero que nos quite el hueso principal (nos deja uno más pequeño), y con el corte que nos deja aprovechamos para poner el marinaje.

Hacemos un marinaje con un chorrito de aceite de oliva, unos ajos machacados, una cucharadita de pimentón picante y unas ramitas de tomillo fresco (o seco si no tenemos).

Abrimos el codillo y lo untamos con parte de éste marinaje, atamos con un cordel devolviendole su forma original, untamos el resto del codillo con el marinaje. Dejamos una media hora que marine.



Precalentamos el horno a 200 grados, mientras marcamos el codillo en la sartén con un chorrito de aceite de oliva. (que parezca hecho por fuera y esté crudo por dentro, así estará más jugoso).

Cortamos unas rodajas de patata, la ponemos en una fuente de horno y encima colocamos el codillo, vertemos el aceite de la sartén y media lata de cerveza. Metemos en el horno unos 20 minutos.

Mientras hacemos la salsa, picamos la cebolleta, la zanahoria y los pimientos, y los pochamos con un poco de aceite de oliva en la misma sartén donde hemos marcado el codillo (sin limpiarla). Cuando esté pochado, añadimos una pastilla de caldo, una cucharada de azúcar moreno, una cucharadita de pimienta de jamaica (o negra si no tenemos) y la cerveza que nos ha quedado.

Cocinamos a fuego lento entre 5 y 10 minutos, y luego la pasamos por la batidora hasta dejarla fina. Vertemos en un cazo y la probamos, rectificamos de sal si hace falta. Si nos ha quedado muy espesa, añadimos un pelín agua hasta que tenga la textura cremosa. Si nos ha quedado muy liquida, disolvemos una cucharadita de maicena en medio vaso de agua y vamos añadiendo hasta que espese.

Y ahora sólo queda montar nuestro plato y disfrutar!! En la mesa le puse un poco de puerro frito para terminar de morirnos del gusto!!


Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...