martes, 3 de septiembre de 2013

Carrilleras en salsa al Pedro Ximenez

Éstas carrilleras han quedado de lo más jugosas y sabrosas. Además la salsa con el toque de Pedro Ximenez (vino dulce) es fantástica.

Realmente han quedado para chuparse los dedos y comerse media barra de pan mojando la salsa.

Como podeis ver, el resultado es exquisito. la carne tiene un toque caramelizado y con ese sabor de Pedro Ximenez que le queda perfecto... No olvideis comprar el pan recién hecho para mojar y no parar!!


carrilleras salsa pedro ximenez


carrilleras salsa pedro ximenez


  • Carrilleras de cerdo (unas dos por persona), pedimos al carnicero que nos las dé limpitas.
  • 1 puerro o una cebolleta
  • 4 o 5 dientes de ajo 
  • Un vaso de vino blanco
  • 1/2 de vino dulce Pedro Ximenez
  • Una cucharadita de azúcar moreno
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una cucharadita de maicena (para espesar un poco la salsa) 
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Batimos los ajos con el vino blanco. Con este caldo ponemos las carrilleras a macerar al menos una media hora, y salpimentamos. El ajo al estar batido va a impregnar las carrilleras, va a potenciar el sabor y no sabrán a ajo.

Reservamos el vino de macerar y pasamos las carilleras por la sartén a fuego medio junto con un poquito de aceite de oliva, hasta que estén hechas por fuera. Las retiramos y en la misma sartén sin limpiarla añadimos el puerro o cebolleta picada y lo pochamos.

Una vez pochado el puerro, añadimos el vino que usamos para macerar y dejamos que reduzca un poco. Añadimos al menos medio vaso de Pedro Ximenez y una cucharadita de azúcar moreno (que va a caramelizar un poco la salsa y hará que sea irresistible).

Añadimos las carrilleras y cocinamos entre 10 y 15 minutos.

Cocinamos hasta que reduzca un poco, unos 5 minutos. Y añadimos una cucharadita de maicena que hará que la salsa sea más homogenea.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...