Pizza Calzone

Para los que amamos una autentica pizza casera, el calzone es lo más de lo más!!

 Es igual que una pizza tradicional pero se cierra como se fuera una empanada, así que los ingredientes se cocinan con todo su jugo, y si ponemos un buen queso mozarella, el bocado será perfecto.

Una vez más se trata de una receta que cada cual puede hacer a su gusto, en ésta ocasión lo he rellenado con unas berenjenas recién cogidas de la huerta y unos champiñones frescos, claro que el jamón serrano que le puse al fina le viene como anillo al dedo.

Además quería darle un toque picante, ya que cuando vamos a la pizzería siempre hay una botella de aceite de oliva con cayenas y ajos macerados. Así que me lo fabriqué casero en un periquete, y no os podeis imaginar lo mucho que potencia los sabores.


pizza calzone casera con jamón serrano y mozarella


pizza calzone casera con jamón serrano y mozarella

pizza calzone casera con jamón serrano y mozarella


Para la masa,
  • 400 gramos de harina aprox.
  • Una nuez de levadura fresca (pero yo en esta ocasión no tenía, así que use un sobre de levadura en polvo)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • Agua (un vaso aprox, pero la vamos a ir incorporando poco a poco)
  • Un pellizco de sal.

Para el relleno, cada uno que use lo que más le guste, yo lo ha rellenado así:
  • Tomate concentrado (también podemos usar el tomate frito normal)
  • 1 berenjena
  • 3 o 4 champiñones frescos cortados en láminas
  • 1 o 2 mozarellas frescas
  • Unas cuantas aceitunas negras o verdes
  • 1 huevo por persona
  • Unas dos lonchas de jamón serrano por calzone
  • Orégano

Para el aceite picante,
  • 1/2 vaso de aceite de oliva virgen.
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 2 o 3 cayenas (o un trocito de guindilla)
  • Un pellizco de sal

Para hacer la masa, mezclamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos unas cuatro cucharadas de aceite oliva y las mezclamos, y vamos añadiendo agua hasta que la masa tenga consistencia y no suelte demasiada harina. Amasamos hasta que se nos despegue de los dedos, si está excesivamente pegajosa añadimos un pelín de harina. Y si está muy muy dura, añadimos un pelín de agua.

La dejamos reposar unos 20 minutos tapada con papel film.

Sobre un papel de horno echamos un poquito de harina, dividimos la masa (en dos partes para dos calzones grandes, o en cuatro para unos medianos). Los hacemos uno a uno, extendemos con el rodillo hasta dejarlo muy fino.

Extendemos tomate concentrado, con una cucharada o un pelín más es suficiente, (me gusta más que el tomate frito, porque en poca cantidad tiene mucho sabor y no carga demasiado el relleno). Pintamos con un poco del aceite picante y espolvoremos con orégano.

pizza calzone casera con jamón serrano y mozarella


Colocamos los ingredientes y cerramos con cuidado la calzone, cerramos los bordes como si se tratara de una empanada. Pintamos con aceite picante y horneamos a 200 grados hasta que esté dorado (entre 20 y 30 minutos).

Servimos colocando unas lonchas de jamón serrano que con el calor de la calzone se va a cocinar un pelín, que no se nos olvide el aceite picante!! Así a quién le guste, se puede poner un poco más.


pizza calzone casera con jamón serrano y mozarella