Pisto



  • 1 Patata mediana (o dos pequeñas) 
  • 1 Cebolla grande
  • 1 Calabacín
  • 1 o 2 Pimientos verdes
  • 1 Pimiento rojo no muy grande (opcional)
  • 1 Berenjena
  • 1 Lata de tomate pelado y troceado (opcional)
  • 1 Brick de tomate frito (o dos si no tenemos la lata de tomate troceado)
  • 3 o 4 cucharadas de Aceite de Oliva.
  • Sal.
* Toda la verdura se corta más o menos de mismo tamaño.
* Es importante seguir el orden de los ingredientes, porque cada uno tiene su propio tiempo de cocinar, y si no lo hacemos así algunos pueden quedarse crudos o quemarse.
* Con estas cantidades, sale mucho pisto. Si sobra se puede congelar, y para calentarlo le echamos un poquito más de tomate frito, para que esté jugoso.

Pelamos la patata en cuadraditos (1cm x 1 cm aprox), y la echamos a la sartén con el aceite, a fuego medio.
Mientras se están haciendo las patatas, cortamos la cebolla y la echamos. Mezclamos bien.

Ahora cortamos el calabacín y se mezcla. Después los pimientos y movemos bien.
Bajamos un poco el fuego. Mientras se va haciendo cortamos la berenjena, que se echa la última. Echamos la sal, al gusto

Cuando veamos que todos los ingredientes están cocinados, añadimos la lata de tomate troceado,  y dejamos un 20 minutos, moviendo de vez en cuando para que no se queme. (si no echamos la lata pues echamos el tomate frito, y si al final vemos que está espeso el pisto, añadimos más)

Pasado los 20 minutos, echamos el tomate frito, un par de minutos mezclando bien, ¡y listo!
Este pisto no sería lo que es sin un buen huevo frito encima,  y si lo acompañamos de un filete de pollo a la plancha, o mejor pero más calórico, una buena chuleta de cabezal de cerdo.

A veces, en vez de huevo frito, pongo el huevo hervido sin cascara, que ya lo explicaré en otra receta.
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

No hay comentarios

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!