Papas a lo pobre, (a mi manera)


  • 4 o 5 patatas pequeñas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 3 o 4 tomates secos.
  • Dos cucharadas de aceite de oliva.
  • sal.

En una sartén a fuego muy lento, (que no esté muy estropeada, para que no se pegue), echamos la patatas cortadas en lonchas ni muy finas ni demasiado gordas.

Movemos de vez en cuando, y cuando veamos que ya no están tan crudas, añadimos la cebolla cortada en juliana (en tiras), mezclamos bien, y dejamos que se siga cocinando a fuego muy lento.
Cuando la cebolla esté blandita y casi transparente, añadimos los tomates secos picados.
Cuando las patatas estén doraditas, ya están listas.

Lo bueno que tiene hacerlas así, es que se utiliza poco aceite, incluso podemos hacerlas con una sola cucharada, aunque de sabor estarán más sosas, pero no dejan de estar ricas.