Croquetas de espinacas

El verde en la mesa es de los colores que mejor sientan a todos, éstas croquetas de espinacas son un crujiente y delicioso bocado que incluso a los más reacios a las verduras, les va a encantar.

Si además los acompañamos de salsa de yogur o crema agria, el contraste es estupendo. Y lo mejor, que si sobran algunas, frías están requete buenas. Así que son ideales para llevar al trabajo en el tupper o para llevárselas al campo!!


Croquetas de espinacas y jamón serrano. Fáciles, rápidas y caseras.

Croquetas de espinacas y jamón serrano. Fáciles, rápidas y caseras.

Las espinacas son una fuente de salud natural, es uno de los alimentos recomendados contra el cáncer, previenen las enfermedades del corazón, son ricas en betacarotenos y calcio, buenas para la vista y para la circulación. Fuente natural de ácido fólico para las que quieran ser mamas y las que ya estén embarazadas. Y por supuesto, contienen hierro para estar fuertes como Popeye!!

Pero hay que tener en cuenta que las personas con enfermedades reumáticas o de riñón no deben abusar, ya que contienen ácido oxálico.

Propiedades de las espinacas

  • 300 gr. de espinacas frescas (que es una bolsa de las grandes)
  • 75 gr. taquitos de jamón serrano
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 2 o 3 cucharadas de harina
  • Leche (más o menos 1 vaso)
  • Pan rallado y un huevo para rebozar
  • Aceite para freírlas
Si queréis darle un toque original, añadir a la masa un trocito de queso de cabra. El contraste de sabores es estupendo.

Machacamos los ajos (me gustan machacados porque luego son imperceptibles en la croqueta).

Normalmente las espinacas ya vienen lavadas, sino las lavamos y picamos. Ponemos el aceite a calentar y echamos los ajos machacados y sofreímos evitando que se quemen, y añadimos las espinacas.
Si no caben en la sartén las echamos poco a poco, porque aunque parezca mucha cantidad se van a quedar en nada.

Cuando suelten todo el liquido (nos quedaremos con una cantidad muy reducida), añadimos el jamón serrano (y en su caso el queso) y la harina y mezclamos bien. Cuando la mezcla sea homogenea, comenzamos a añadir leche poco a poco hasta que se integre. Queremos lograr una masa que se despegue con facilidad de la sartén. 

Cuando la masa alcance su punto vertemos sobre un plato esparciendo como si fuera una tortilla (enfriara mejor) y la metemos un rato en la nevera, hasta que se enfríe.

Hacemos la croquetas dándole forma con las manos, pasándolas por huevo y pan rallado. Freímos en aceite que cubra más de la mitad de la croqueta (para que al darles la vuelta se doren del todo), si tenemos freidora pues sin problemas.

Las he acompañado de crema agría, que ahora me dado por ésta salsa y la uso para todo. También la podemos acompañar con salsa de yogur. No dejéis de visitar las recetas!!
Comparte la receta: Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte por Email Pin This Comparte en Google Plus Comparte en Whatsapp
COMENTA CON:

16 comentarios

  1. Vaya receta más original! Nunca había visto unas croquetas de espinacas jeje. El otro día en el blog de Cocinando con Dimanse descubrí las croquetas de arroz con leche y hoy las tuyas! La voy a poner en práctica, ya que igual de esta manera, mi novio se come las espinacas! Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  2. Jeje, la verdad que es una forma muy comoda de comer espinacas sin que se te hagan bola... Espero que te gusten, porque la verdad es que estaban muy ricas. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  3. Que ricas!!!
    Me a encantado esta receta tuya
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la idea ! ¿podría hacerlo con espinacas congeladas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que nunca las compro congeladas. No te puedo asegurar el resultado, ya que pese a que están congeladas sueltan muchísima agua y apenas tienen textura. Te animo a probar las frescas, que las venden en cualquier súpermercado, ya lavadas y listas para cocinar, son baratas y se encuentran fácilmente. Besos!!

      Eliminar
  5. Estupenda receta, en casa hacemos croquetas de vez en cuando pero casi siempre de lo mismo: jamón, bacalao, carne y poco más.
    Así que tu receta nos viene de perlas para innovar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Un bocado de DIEZ!!.. me encantan las espinacas!

    ResponderEliminar
  7. Tienen muy buena pinta... y sí, el verde sienta bien en todos los sentidos, ¡qué saludables las espinacas y qué poquito se toman! Una receta ideal para toda la familia, besos.

    ResponderEliminar
  8. Que ricas por favor!!! Yo con las croquetas no me llevo muy bien para hacerlas, pero con esta receta tan bien explicada, voy a intentar hacer las paces con ellas.un besito

    ResponderEliminar
  9. Por favor que rica combinación...Me comería ahora unas cuantas con una cervecita!!ñan,ñan,ñan..Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy buena receta, pero tengo una pregunta. ¿No le echas sal?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches! No llevan sal porque el jamón serrano ya es lo suficientemente salado. Espero que te salgan bien! Besos!

      Eliminar
  11. Tiene merito hacer que algo tan tradicional, pueda ser tan original. Enhorabuena Marta por las recetas que compartes y en especial estas croquetas tan deliciosas. Un saludo

    ResponderEliminar
  12. podrias hacer un video porfavoor :3 me encantan pero en un video explikando creo que seria mas especificoy asi podriamos saber exatamente los pasos que haces mucas gr<<zias

    ResponderEliminar
  13. cuando freis el ajo y las espinacas. Que cantidad de aceite usas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues de aceite echo.muy poquito. Una cucharada o dos. Lo suficiente para sofreír. Un besote!

      Eliminar

Vuestros comentarios son los que me animan cada día a intentar hacerlo mejor. Espero que hayas encontrado lo que buscabas o al menos que te haya inspirado, ahora el único ingrediente que le falta a la receta, es tu toque personal!!!
Gracias!!