Pollo frito

  • 1 docena de alitas de pollo (ya separadas)
  • Harina
  • Aceite para freír

Es una receta de lo más simple, y está buenísima. Si lo acompañamos de salsa agridulce o de soja, el contraste es estupendo.

Repasamos las alitas quitándoles las plumillas que le queden.

Las pasamos por harina, pero a conciencia, asegurándonos de que no queda piel sin rebozar. Las sacudimos bien, quitándoles el exceso de harina.

Ponemos aceite suficiente para freírlas, cuando esté bien caliente el aceite añadimos las alitas y las freímos hasta que estén doradas. 

Mi consejo es no poner el aceite a demasiada temperatura, porque se van a hacer muy pronto por fuera y van a quedar crudas por dentro. Por lo menos 10 minutos tenemos que emplear en freírlas.