miércoles, 11 de julio de 2012

Caldereta de cordero

Para empezar deciros que las costillas de cordero son realmente economicas y son ideales para los guisos, a mi el kilo me costó 1,60 en mi carnicería de confianza. Son la parte del pecho, y vienen a ser (visualmente) como un costillar de cerdo, algo más pequeño.

Si queréis también podéis usar otras partes del cordero como paletilla troceada o pierna, claro que el presupuesto sube considerablemente.

  • 1 kilo de costillas de cordero troceadas (la parte del pecho, también puedes usar pierna o paletilla de cordero)
  • 2 o 3 patatas
  • Una cucharadita de jengibre en polvo
  • Un poco de cilantro fresco o en semillas (las machacamos)
  • 1 pastilla de caldo
  • 1 limón
  • 4 o 5 dientes de ajo (pelados) 
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Agua

Aderezamos las costillas con el zumo de un limón, el jengibre y el cilantro. Las dejamos un ratito macerar.

En una cazuela o sartén profunda echamos un chorrito de aceite de oliva, damos un golpe seco a los dientes de ajo (para que se rompan un poco), y a fuego lento vamos cocinando los ajos hasta que el aceite huela a ajo (sin que se quemen), echamos las costillas y las cocinamos a fuego medio hasta que estén doradas.

Añadimos la pastilla de caldo y las patatas (al cortar los gajos, metemos el cuchillos hasta la mitad, y separamos de la patata haciendo que cruja, así si el corte no es uniforme favorece que la patata coja más sabor). Cubrimos con agua y seguimos cocinando hasta que las patatas estén cocinadas. (Vamos rectificando el agua si vemos que se consume, para evitar que se pegue).

Aunque el jengibre y el cilantro son cada vez más usados, aún hay quién se muestra reticente. Ya se pueden comprar en cualquier tienda. Y de verdad os digo que el cilantro y el cordero son amigos inseparables!!!

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...