jueves, 30 de agosto de 2012

Mejillones "Tigres"



 
  • 1 kilo de mejillones (pesados con cáscara o 200 gr. si los compramos congelados y pelados)
  • 2 cebollas tiernas (cebolletas)
  • Una cucharada de harina
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Una ramita de perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado 
  • 1 huevo


Cocinamos los mejillones al vapor, para eso necesitamos un olla de la que llenaremos un dedo o dos de agua (para que haga vapor) y lo pondremos a hervir, cuando el agua esté hirviendo añadimos los mejillones (si tapamos, se abrirán antes). Normalmente en unos minutos se van a abrir. Los mejillones que no se abran, ¡¡los tiramos!!, que más vale prevenir que intoxicarse....

A mí no me gusta el alga ni la parte negrilla del mejillón así que se las quito, si os gusta se lo dejáis. Picamos los mejillones.

Picamos las cebolletas y las pochamos con un chorrito de aceite de oliva. Cuando estén transparente añadimos los mejillones picados. Añadimos el perejil picado y el vino blanco. Cocinamos unos 5 minutos (hasta que se haya evaporado el alcohol). Añadimos la harina y mezclamos bien (para que la harina se vaya cocinando).

Necesitamos una masa espesa, pero ni muy compacta y ni mucho menos liquida. Así que vamos añadiendo leche o agua (si tenemos caldo de pescado, o el agua colada de los mejillones), poquito a poco hasta que alcancemos la consistencia deseada.

Seleccionamos una docena de cáscaras, las que sean adecuadas de tamaño y las vamos rellenando con un cuchara.

Las pasamos por huevo batido y pan rallado y freímos. Los mejillones se van a hundir en la sartén, así que echamos aceite suficiente para que queden cubiertos. También podemos hornearlos unos 10 minutos y así evitamos la fritura.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...