lunes, 22 de abril de 2013

Solomillo con salsa de higos

Tengo que confesaros que desde que hace muchos año vi la película "La guerra de los Rose" tengo ganas de preparar ésta salsa.

Si recodáis la escena en que van a dar una gran cena, y Barbara Rose (Kathleen Turner), perfecta anfitriona ésta preparando una salsa de higos pero no recuerdo bien si era solomillo, y su marido Oliver Rose (Michael Douglas) no tiene otra cosa que hacer que orinarse sobre el pescado.

Ésta peli es un clásico y ésta receta es mi pequeño homenaje a una película tan cruda, sarcástica y divertida. Espero que os gusten ambas.


He usado higos secos, se venden harinados y se pueden encontrar en cualquier super. Quise decorar con un poquito de miel de caña que termina de darle un toque extraordinario al plato, pero como hacer fotos lleva un ratillo, la carne la absorbió y por eso se ve así, y no se puede apreciar el punto de la carne que es perfecto!!


  • Un solomillo de cerdo
  • 50 gr. higos secos (unos diez higos)
  • 1 cebolleta grande o 2 pequeñas
  • Una cucharadita de maicena
  • Un vasito de vino blanco
  • Un chorrito de brandy (opcional, si lo tenemos por casa)
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • Un chorrito de aceite de oliva y una cucharadita de mantequilla o margarina
  • Sal y pimienta

Enjuagamos los higos (para quitarles el exceso de harina) los troceamos y cocinamos con una cucharadita de mantequilla a fuego lento. Tras unos 10 minutos estarán tiernos, añadimos el azúcar y un chorrito de brandy (si no tenemos, vino blanco). Lo caramelizamos unos minutos. Reservamos.

Troceamos la cebolleta, y la pochamos con un poco de aceite de oliva en la misma sartén donde hemos cocinado los higos. Una vez esté blandita añadimos los higos, el vino blanco, una cucharadita de maicena y salpimentamos. Cocinamos hasta que se evapore el alcohol del vino, entre 5 y 10 minutos.

Pasamos por la batidora, dejando la salsa fina. Podemos dejas unos trocitos de higos caramelizados para decorar el plato. Echamos la salsa en un cazo, echamos un poco más de vino o brandy, corregimos el espesor con agua y la cocinamos a fuego mínimo hasta que la carne esté lista.

Ponemos a calentar un sartén a fuego fuerte, una vez caliente añadimos un pelín de aceite de oliva y doramos la pieza entera de solomillo un par de minutos. Queremos sellar la pieza para que los jugos de la carne queden por dentro una vez que lo metamos en el horno.

Colocamos en una fuente de horno y horneamos a 220 grados entre 10 y 15 minutos. Sacamos del horno y dejamos reposar un poco antes de servir. Añadimos el jugo de la carne a la salsa y mezclamos bien.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...