Natillas de chocolate y nutella (sin huevo)

Es un postre 10 que se hace en un periquete, más fácil no puede ser. Es un postre casero sin colorantes ni conservantes, que tanto los peques como los mayores van a disfrutar!!

Este postre es tomarse un batido a cucharadas, bien fresquito y con una galleta maría que siempre está rica.

Se puede usar tanto leche entera como semi o desnatada. Si no podemos probar el azúcar, añadimos edulcorante, y el sabor puede ser de lo que queramos!!





De seis a ocho vasitos (según tamaño):

  • 800 ml de leche (unos cuatro vasos)
  • 1 sobre de cuajada en polvo
  • 2 o 3 cucharadas de nocilla o nutella (opcional)
  • 3 cucharadas de cacao instantáneo, del que se usa para hacer chocolate a la taza
  • 3 cucharadas de azúcar (al gusto, cada uno que añada la quiera!!)
  • Galletas maría

Ponemos la leche a calentar y vamos disolviendo la nocilla con un cuchara de palo (o plástico, nunca metal!!). Añadimos el azúcar, y llevamos a ebullición.

Una vez que haya hervido, retiramos del fuego y añadimos el cacao instantáneo. Disolvemos bien, si vemos que hace grumos, pasamos por un colador.

Añadimos la cuajada en polvo y volvemos a poner en el fuego, cuando empiece a hervir, apagamos y vertemos en los vasitos.

Dejamos que temple, colocamos una galleta maría encima y tapamos cada vasito con papel aluminio o film. Metemos en la nevera 3 o 4 horas antes de servir.