miércoles, 14 de enero de 2015

Tagliatelle a la carbonara

Hoy os tiento con una plato de los que quitan el "sentío", sólo hay que mirar la foto para que empiecen las mariposillas a rebolotear en el estómago.

La auténtica carbonara no lleva nata, la salsa se hace a base de huevos batidos y servidos al punto para que no se cocinen demasiado. Últimamente la lactosa me sienta regular, y me encanta poder comer un plato así de delicioso dejando atrás la leche o la nata.

Receta casera de la auténtica y verdadera salsa carbonara con tagliatelle o tallarines. Fácil y rápido.

En ésta ocasión en vez de añadir champiñones frescos, he usado un revuelto de setas variadas que se venden tanto frescas como en conserva, que son las que yo he usado. Tengo debilidad por las setas shiitake, así que aprovecho cualquier ocasión para cocinarlas.


Tengo que reconocer que hace tiempo tenía ciertos perjuicios con la autentica carbonara, eso de usar huevos pocos cocinados no me encajaba mucho. Pero en esta vida todo es probar, y desde hace unos años que me aventure a cocinarla ya no puedo vivir sin ella!!

Receta casera de la auténtica y verdadera salsa carbonara con tagliatelle o tallarines. Fácil y rápido.

En España parace que hacemos distinción entre los tallarines (planos pero más finos) y los tagliatelle (más anchos y suaves), aunque es la misma palabra en dos idiomas. Los tagliatelle los podemos encontrar en cualquier supermercado con la forma de nidos de pasta.

  • 100 gr. tagliatelle por persona.
  • 4 huevos
  • 4 o 5 lonchas de bacon
  • Una cebolla
  • Setas o champiñones
  • Queso rallado (mejor elegir uno bueno, yo directamente rallo una cuña de queso con sabor un poco fuerte)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

1. Hervimos la pasta, mientras picamos la cebolla y el bacon, lo sofreímos junto con las setas, con un poco de aceite de oliva.

2. Batimos los huevos como si fueran para tortilla, con un poco de sal y pimienta (normalmente se usan 4 claras y 2 yemas, pero como está tan rico, yo le dejo las cuatro yemas y no pasa nada). 

3. Añadimos el queso rallado, dejando un poco para decorar y el sofrito de bacon, cebolla y setas. Mezclamos bien.

4. Escurrimos la pasta y en una sarten que esté caliente, añadimos la pasta y la mezcla de huevos. Se cocina un par de minutos, no más porque sino cuajan demasiado los huevos. Lo suficiente para que el queso funda y la salsa sea cremosa. Incluso podemos añadir un poco del agua de hervir, para que sea más cremosa aún.

5. Servimos con un poco de queso rallado.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...