miércoles, 19 de junio de 2013

Tarta de limón

Hasta hace poco hacía la tarta de limón con gelatina neutra, pero hace poco un amiga me dijo que quería hacer ésta receta pero que no tenía gelatina, pero si cuajada. Así que me preguntó si también servía o si había que variar las cantidades, me decía que no tenía mucha idea de cocina.

Pues menuda idea tuvo, me gusta mucho más hecha con los sobres de cuajada que con la gelatina, que a menudo se me hacía bola.

Lo mejor es que podemos sustituir totalmente la nata por leche, e incluso usar leche semidesnatada (desnatada también, pero la textura no será la misma).

Para aquellos que no puedan tomar azúcar, la pueden sustituir por sacarina o cualquier otro edulcorante.





La nata para decorar no es necesaria, pero ya que me metía en la cocina tenía que dejarla bonita!!

  • 400 ml. nata ligera (para cocinar)
  • 400 ml. leche
  • 100 gr. azúcar
  • La piel de un limón (sólo la parte amarilla, porque la blanca amarga)
  • Un sobre y medio de cuajada (o dos si añadimos un poco más de leche). También sirve la misma cantidad de gelatina neutra en polvo.
Para la base;
  • 1 paquete de galletas maría
  • 75 gr. de mantequilla o margarina
  • Una cucharada de azúcar moreno
Si forramos el molde con papel transparente luego será más fácil desmoldarlo cuando cuaje.

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla o margarina y el azúcar. Yo lo hago a mano, una vez mezclada, cubrimos el molde haciendo una base de galletas. Reservamos en el congelador.

Reservamos un vaso de leche. Añadimos el resto de la leche junto a la nata, el azúcar y la piel del limón y lo hervimos. Retiramos con cuidado de no quemarnos las pieles del limón.

Mezclamos la cuajada en el vaso de leche, diluimos bien y añadimos al resto de la mezcla (que tiene que estar hirviendo). En todo caso, en el mismo paquete de la cuajada describen el modo de empleo.

Vertemos sobre el molde con cuidado de no chafar las galletas, para eso podemos verterla con la ayuda de un cucharón.

La dejamos cuajar unas 4 horas en la nevera. Para decorarla he usado nata montada, un poco de ralladura de limón y almendras crocanti, que se encuentra en cualquier super.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...