Tarta de manzana casera y tradicional

La tarta de manzana más tradicional y casera que todos conocemos no puede ser más fácil de hacer. Cuando tengamos exceso de manzanas en casa, no dudéis ni un momento en hacer ésta deliciosa tarta que se hace en un periquete.

Receta de tarta de manzana casera y tradicional, rápida y fácil de hacer.

Ahora que se acerca la navidad es una tarta ideal para el postres de las comidas en familia o para las meriendas con los familiares que hace tiempo que no vemos. Seguro que se quedan encantados con un trocito de tarta casera.

Receta de tarta de manzana casera y tradicional, rápida y fácil de hacer.


Si no tenéis tiempo o ganas de complicaros, la masa se compra ya hecha en el supermercado. Pero si os apetece hacerla casera, también es muy fácil de hacer, más abajo está el enlace)

Receta de tarta de manzana casera y tradicional, rápida y fácil de hacer.

  • Una lámina de masa quebrada (se vende en cualquier supermercado junto a la masa de hojaldre, también podemos hacerla casera, pincha aquí para ver la receta)
  • 4 o 5 manzanas
  • 3 cucharadas de mermelada de melocotón
Para la crema:
  • 100 g. de azúcar
  • 500 ml. de leche
  • 80 gr. maicena
  • 3 huevos
  • Un poco de ralladura de vainilla o esencia

1. Engrasamos el molde de horno, y colocamos la lámina de masa quebrada ajustándola con los dedos.

Una vez que esté bien puesta, con un tenedor o la punta del cuchillo la vamos pinchando (esto ayudará a que la masa no suba en el horno). Horneamos unos 10 minutos a 220 grados. Si empieza a dorarse la sacamos del horno.



2. Mientras hacemos la crema pastelera. Añadimos todos los ingredientes de la crema pastelera en el vaso de la Thermomix, y también añadimos una o dos manzanas muy picaditas. Programamos 7 minutos, 90º, velocidad 4.

Si no tenemos Thermomix, primero batimos todos los ingredientes y luego cocinamos en una olla sin dejar de mover para que no haga grumos y a fuego lento hasta que espese, la textura de una crema.




3. Vertemos la crema pastelera sobre la masa, y cortamos dos manzanas en finas láminas como en la foto. Vamos decorando la superficie.



4. En un cazo, mezclamos la mermelada con una cucharada de agua y la calentamos, (hará que la mermelada esté más liquida y será fácilmente untable).

5. Pintamos la superficie de la tarta con la mermelada y horneamos entre 10 y 15 minutos, hasta que la tarta esté dorada y la manzana también.