Torrijas de azúcar

Como muchas recetas, las torrijas también tienen su pequeña historia en mi vida. Es de las primeras cosas que empecé a cocinar de pequeña, y las merendaba muy a menudo. 



Las torrijas son una receta muy corriente, pero las mías tienen secreto... y una vez más es hacerlas con mucho cariño!!
  • Una barra de pan del día anterior (en Semana Santa también venden en el super pan para torrijas)
  • 1 litro de leche
  • Una ramita de canela
  • Azúcar (dos cucharadas para la leche, y el resto para mojar las torrijas)
  • Un trocito de cáscara de limón (sólo la parte amarilla)
  • Huevo (1 o 2, según vayamos necesitandolo para rebozar)
  • Canela en polvo para espolvorear
  • Aceite de oliva para freír
Ponemos a calentar la leche junto con dos cucharadas de azúcar, una ramita de canela y la cáscara de limón. La llevamos a ebullición, apagamos y dejamos que temple.

Vamos a ir friendo las torrijas al tiempo que las pasamos por la leche y el huevo, así mientras se fríe una vamos remojando y rebozando otra. 

Cortamos el pan en rebanadas de un dedo de grosor aprox., y las vamos mojando una a una en leche hasta que estén empapadas. Las escurrimos un poco con las manos (si tiene demasiada leche, luego salpicará mucho el aceite).

Pasamos por huevo y la sartén con cuidado, las freímos en abundante aceite. Las escurrimos un poco en papel absorbente (no hay que dejarla demasiado tiempo en el papel para que no absorba la leche). Pasamos por azúcar, espolvoreamos con canela molida y listo.

Rape con salsa americana

Es la receta de pescado que más rica he cocinado hasta ahora,  y eso que las demás están de muerte.

Es fundamental que el rape destaque sobre los demás ingredientes. Por lo que la salsa es suave y colorida, el toque de brandy es sutil y el rape es el ingrediente principal.

  • 1 rape y 12 langostinos grandes
  • 3 tomates maduros, 1 zanahoria, 2 dientes de ajo, 1 cebolleta grande
  • 1/2 vaso de vino blanco y 1/2 vaso de brandy
  • Una cucharada de maicena (la prefiero a la harina)
  • Una cucharada de mantequilla (unos 25 gr.)
  • Un pellizco de sal y pimienta, un poco de cayena o pimentón picante.
  • Un chorrito de aceite de oliva
Troceamos las verduras y las rehogamos con un poquito de aceite de oliva.  Añadimos las cabezas y las cáscaras de los langostinos, echamos un chorrito de brandy, prendemos y flambeamos con mucho cuidado.

Trituramos las verduras y las cáscaras, añadimos un vaso, o más, de agua y así será más fácil. Trituramos a conciencia y pasamos por un colador para que nos quede fino. Vertemos la salsa en un cazo,  y añadimos la mantequilla y la maicena, quedará espeso, e iremos añadiendo agua poco a poco hasta alcanzar la consistencia de la salsa que deseamos.

Añadimos un chorro de brandy, sal, pimienta y un poco de cayena o pimentón picante. Cocinamos un poco más hasta tener de nuevo la textura deseada. Pasamos el rape por la sartén, podemos pasarlo por harina o maicena y así estará crujiente por fuera, cada uno al punto que le guste.

Montamos el plato poniendo la salsa como base y el rape y los langostinos encima.

Saladitos de morcilla y manzana

Un bocado de lo más sabroso para picar entre comidas, o como entrante. Recién hechos son deliciosos, pero fríos están igualmente buenos.

Una vez más... fácil, rápido y barato!! Confieso que los hago cuando hago quinche y con el resto de la masa que no uso, no puedo evitar hacer bocados tan deliciosos!!


  • Una plancha de hojaldre
  • Una morcilla de Burgos (de arroz)
  • Una manzana
  • Un pelín de aceite de oliva
  • 1 huevo para pintar (opcional)
  • Sésamo y sal gorda para espolvorear
Cortamos la morcilla en pedacitos y la manzana también. Con un poquito de aceite de oliva lo salteamos en la sartén hasta que la manzana esté cocinada.
Cortamos el hojaldre en rectángulos (de unos 5 cm de ancho y 10 de largo aprox), y lo rellenamos con la morcilla. hacemos un rollito. 

Podemos pintarlos por encima con un huevo batido, yo en ésta ocasión no lo hice y quedaron estupendos.

Horneamos a 200 grados hasta que estén dorados y el hojaldre hecho, entre 10 y 15 minutos.

Setas al ajillo crujientes con jamón serrano

Os presento mi particular manera de preparar las setas al ajillo. Si os digo que estaban buenas os mentiría, estaban para chuparse los dedos!!!

Receta fácil, rápida y un manjar!! Más no se puede pedir.

A mi como buena malagueña, un "majaillo" de ajo, perejil y pan es de lo que más me gusta. Así que intento aplicarlo a las recetas siempre que puedo!!


  • Setas (las que queramos, yo con una bandejita tengo bastante para dos)
  • 2 dientes de ajo pelados
  • Una ramita de perejil
  • Una rebanada de pan
  • Un "puñaito" de jamón serrano (opcional)
  • Un chorrito de aceita de oliva
  • Un pellizco de sal
Yo uso la picadora porque es más rápida y eficaz. Añado todos los ingredientes (excepto la setas, claro) a la picadora y lo dejo con la textura de granitos (como se ve en la foto), no queremos hacer un masa.

Disponemos las setas en una bandeja de horno y colocamos un poco de "majaillo" sobre cada una. Horneamos a 200 grados hasta que estén doraditas (unos 15 minutos). El juego del picaillo que ya lleva aceite se va a encargar de que estas setas queden de lo más jugosas.

Tarta de fresas y nata

Ésta ha sido la elección final para celebrar mi cumple, aunque he visto tantas tartas y todas tan ricas...
Como lo voy a celebrar con mis sobris, su opinión casi que era la que más contaba, y como no... "tarta de fresas" les suena muy bien (no sé si será por la muñeca).


Es un tarta fácil, rica y que no tardaremos mucho en hacerla.

Para el bizcocho, si andamos pillados de tiempo, se puede comprar ya hecho en el super y está muy rico.

· 1 litro de nata para montar (la tenemos que tener bien fría)
· 200 gr. azúcar
· 1/2 sobre de levadura en polvo

· 1/5 kilo de fresas frescas

· 200gr. azúcar y 200 ml. de agua para hacer almíbar.
· 2 o 3 cucharadas de mermelada de fresas (opcional, para añadirlo al almíbar)

Primero hacemos el bizcocho, y mientras se hornea montaremos la nata. Si hemos optado por comprarlo ya hecho, un paso menos. Una vez hecho y templado cortaremos los pisos.

Montamos la nata, yo prefiero hacerla con las varillas eléctricas (de mano) porque así controlo mejor la textura (en la Thermomix, me cuesta más). Vamos añadiendo el azúcar poco a poco, y cuando casi esté añadimos medio sobre de levadura en polvo, poco a poco. Es un consejo muy bueno para que luego la nata tenga más textura. Reservamos en la nevera.

Para hacer el almíbar podemos hacerlo tal cual. Pero yo he dividido las cantidades y lo he hecho en dos veces, así al almíbar que era para mojar el bizcocho le he puesto un par de cucharadas de mermelada de fresa (que va a colorear un poco el bizcocho).

El resto del almíbar lo he hecho normal, a punto de hebra (es decir, cuando lo tocamos y juntamos los dedos hace hebra), un poco espeso para mojar las fresas que son para decorar.


Para montar el pastel colocamos una plancha de bizcocho pintamos con almíbar y cubrimos con una capa generosa de nata. Colocamos otra plancha de bizcocho lo pintamos con almibar, otra capa de nata y fresas troceadas por encima. 

Colocamos la plancha final, y ya decoramos al gusto. Podemos cubrirla de nata y fresas mojadas en almíbar para que estén brillantes y apetitosas.



Y ahora... a celebrar mi cumple!!! Mil besos a todos!!

Medallones de solomillo con salsa de cebolletas

Digamos que la foto habla por si sola, a mí todavía cuando la veo me sigue apeteciendo.

La salsa es muy suave y ligera, muy lejos de robarle protagonismo a la carne, que estaba... umm, se hacía agua en la boca.


Con una pieza de solomillo pueden salir de 5 a 8 medallones, según el tamaño


  • 1 solomillo (si es para dos personas, con media pieza es suficiente)
  • 1 o 2 cebolletas
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • Una cucharadita de maicena (harina de maíz)
  • Un  pellizco de sal o un trocito de pastilla de caldo
  • Sal gorda y pimienta
  • Aceite de oliva

Cortamos la cebolleta, en juliana o picada, y la pochamos con un poco de aceite de oliva (una cuchadada o dos). En un vaso añadimos el vino blanco (llenamos la mitad del vaso) y disolvemos la cucharadita de maicena. Añadimos a la cebolleta, salpimentamos y cocinamos a fuego lento hasta que la salsa espese un poco, (con la maicena sucede en unos minutos). Si nos queda muy espesa, rebajamos con agua hasta tener la textura que nos guste.

Cortamos el solomillo en rodajas o medallones de unos dos dedos de grosor. A fuego medio doramos por ambos lados, cada uno que lo cocina a su gusto. Hay que tener en cuenta que al ser grueso, el centro tardará más en cocinarse, pero lo propio es que esté en su punto, jugosito.

Dejamos reposar la carne unos minutillos, y servimos acompañandola con la salsa.

¿Cual será la mejor tarta para celebrar mi cumpleaños?

El 15 de marzo, es decir el viernes, es mi cumple y quiero celebrarlo con una tarta estupenda y sabrosa.

Cumplo 30 y os podéis imaginar la crisis de madurez por la que estoy pasando, es que el tiempo pasa muy deprisa y parece que sólo hago balance de cumple en cumple. Pero es que es muy fuerte, cambio la veintena por la treintena, y no es fácil de llevar...

Cada vez que visito vuestros blogs no dejo de ver recetas estupendas, y siempre me digo... ésto tengo que hacerlo y al final por una cosa o por otra se me olvida.

Así que os propongo el reto de decidir mi tarta de cumpleaños. Estaré encantada de ver las recetas que me propongáis, y prometo que haré una de ellas para mi cumple!!

Dejarme el enlace en vuestro comentario!! Gracias por echarme una mano!!



Conchas finas

La esencia de Málaga en una concha fina, y si lo acompañamos de un vino blanco tenemos el aperitivo perfecto. 

No hay nada tan malagueño como las conchas finas, frescas y recién preparadas. Éstas me las ha traído mi madre del mercado, y es que cuando vivía con mis padres este aperitivo no faltaba en la mesa.



Para abrirlas hay que tener cierta maña, lo digo yo que me he rebanado el dedo alguna que otra vez. Lo mejor un cuchillo de mantequilla, de los que apenas cortan. 

Intentamos meter la puntita entre las conchas para abrirlas como si fueran nueces.

La receta es sencilla, abrimos las conchas. Las que estén abiertas o sean muy fáciles de abrir, mejor desecharlas, porque pueden que estén muertas.

Separamos la carne de la conchas y la picamos un poco, quitamos la parte negrilla (que son las caquillas).  Las rociamos con un limón exprimido, un pizca de pimienta... y listas para comer!!

Pollo a la moruna

Tenía una ganas terribles de hacer el pollo a la moruna.

Recuerdo la primera vez que mi madre me lo hizo cuando era pequeña, y me impacto ver las aceitunas con el pollo. Pero me encantó y ahora no encontraba el momento de hacer éste pollo tan delicioso.


He usado un poco de "garam masala", que me la aconsejó la mujer de la tienda de especias. El resultado ha sido estupendo, la verdad es que le aporta un toque diferente y casi aromático. Pero no hay que echar más de una cucharilla de café. Si no tenemos no pasa nada.

La especia "ras el hanout" si os aconsejo que la tengais, ya que es imprescindible para la cocina árabe. Es una mezcla de especias, que puede ir de 5 a 30, y hace referencia a la mejor mezcla de especias que el mercader puede ofrecer.

  • Un pollo troceado
  • 1 cebolla grande (con cebolleta queda ideal)
  • 2 huevos duros
  • Unas cuantas aceitunas negras (prefiero comprarlas a granel, que no tienen ni punto de comparación con las de lata)
  • Un puñado de almendras peladas
  • 4 o 5 orejones de albaricoque
  • Un puñado de pasas 
  • 5 o 6 ciruelas pasas
  • Aceite de oliva (un chorrito)
  • Una cucharada de "ras el hanout",  y una cucharadita de "garam masala" (opcional)

Los ingredientes no hay que seguirlos al pie de la letra, podemos usar los frutos secos que tengamos por casa, como dátiles, pistachos, piñones, etc.

Necesitaremos una sartén grande y con tapadera, para cocinar a fuego lento y aprovechar los jugos. Añadimos un chorrito generoso de aceite de oliva y doramos el pollo (estará crudo por dentro). 

Añadimos la cebolla o cebolleta picada, tapamos y cocinamos hasta que poche. Añadimos las especias, las aceitunas, los frutos secos y cocinamos a fuego lento un ratito más. Así los orejones, ciruelas y pasas se hidratarán con el jugo y estaran para chuparse los dedos!!

Mientras podemos hervir los huevos. Una vez tengamos el pollo listo añadimos el huevo cortado en gajos, y le echamos un poco de jugo del pollo por encima.

He acompañado el pollo con arroz hervido y rehogado con una cebolleta y media pastilla de caldo... buenísimo!! 

Cositas en fieltro para regalar, o para una misma!!

Si os gustan estos regalos personalizados sólo tenéis que hacerme el encargo!!

Este barco pirata es para un peke que acaba de nacer y sus papás le han decorado la habitación con motivos piratas.

El barco con el nombre son 18 euros. Mide unos 40 cm de largo y 30 de ancho total.
Y estas felpas se las hice a mis sobris que me dejaron muy claro los gustos.


Éstan cosidas a mano y a conciencia para evitar que se rompan con el uso, 5 euros cada felpa.


Espero que os haya gustado, se pueden hacer los encargos totalmente personalizados. Ya iré publicando más propuestas.

¡¡Noticias frescas!!

Hace unos días vi un anuncio de Lidl, vuelven otra vez con una oferta de artículos para pastelería. Así que he estado muy pendiente porque la oferta comienza hoy sábado, y como ya sabréis los más avispados estos artículos suelen volar nada más abrir la tienda.

Que suerte que hoy es sábado y nada más levantarnos hemos ido dando un paseo al Lidl que me pilla cerca de casa.

Tenía una ganas terribles de tener un portatartas, pero es que son muy caros. Éste es estupendo y sólo me ha costado 4.99!!! 



Eran las 9.30 y ya sólo quedaban cuatro. Uff... al menos ya tengo la mía, también las hay en forma rectangular para brazos de gitanos y postres con esa forma.

Bueno ya que estaba he aprovechado para comprar unas cuantas macetas de flores y otras cosillas para hacer mis cupcakes y mis postres más bonitos y ricos!!

Así que sólo deciros... ¡¡Corred insensatos!!

Por cierto os deseo que paséis un buen finde, y si hace frío o llueve... mantita y peli!!



Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...