Empanada moruna

  • Dos planchas de hojaldre, masa quebrada (se venden juntas)
  • Un trozo de pollo (puede ser pechuga, muslos, etc.)
  • 1/2 costilla de cordero, que es más economica (podemos usar la pata)
  • 1/2 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 5 o 6 ciruelas pasas y orejones de albaricoque
  • Una cucharada de "Ras El Hanout" (especia de cous cous)
  • Una cucharadita de cominos molidos
  • Unas cuantas almendras
  • 1 o 2 vasos de agua
  • 1 pastilla de caldo
  • Aceite de oliva

Si no tenemos algunos de los ingredientes no pasa nada, lo importante es que lleve pollo, la especia y algunas verduras.

Troceamos las verduras y las almendras y rehogamos con el aceite de oliva a fuego medio. Cocinamos de 10  a 15 minutos, añadimos la carne desmenuzada junto con las ciruelas pasas y los albaricoques y las especias. Añadimos la pastilla de caldo y cubrimos con agua. Cocinamos unos 20 minutos.

Untamos de aceite un papel de horno y disponemos sobre el una plancha de hojaldre, estiramos un pelín con el rodillo y colocamos el relleno (podemos hacer la empanada reconda o cuadrada, lo que nos sea más fácil). Cubrimos con la otra plancha, y cerramos los bordes presionando y enrrollando un poco con los dedos. Pintamos con huevo batido, espolvoreamos con sésamo y sal gorda. Horneamos de 10 a 15 minutos a 220 grados hasta que esté dorada.

Si hacemos cous cous, que siempre sale mucho... podemos aprovechar y hacer ésta magnifica empanada!!!

Ensalada de melón, jamón y queso fresco

Es sin duda la cena perfecta para las calurosas noches de verano. Es una ensalada fresca, no hay que cocinar y es muy fácil de hacer.

 Es ligera y sabrosa, y el melón bien frio es el protagonista de la ensalda, eso sí, hay que tener ojo o suerte a la hora de elegir el melón.

Para algunos es casi una ciencia elegir un buen melón, esa tarea se la dejo a mi marido que suele escoger bien la pieza...

Ensalada de melón con jamón serrano y queso de cabra fresco. Receta ligera, sana y casera.

Ensalada de melón con jamón serrano y queso de cabra fresco. Receta ligera, sana y casera.

Las cantidades a ojo, tan sencillo como añadir la cantidad que queramos comer.

  • Melón
  • Jamón serrano 
  • Queso de cabra fresco (para ensaladas)
  • Cilantro y sésamo (opcional)

Cortamos todo en trocitos, primero ponemos el melón, luego el jamón y por último el queso fresco.
Si tienes la suerte de tener cilantro en casa, no dudes en añadirlo por encima.

El contraste de sabor es sorprendente y original, y si además añadimos sésamo (del que se vende en cualquier supermercado), el daremos un toquecito crujiente estupendo.

Lasaña de berenjenas

En realidad se trata de mi receta de lasaña de verduras braseadas, pero en ésta ocasión andaba pillada de tiempo, y además si añadía el calabacín iba a ser demasiada comida.

Pero ha quedado tan bonito y sabroso que se ha ganado un post propio. El sabor de la berenjena ha ganado en protagonismo!!

Os remito a la receta de lasaña de verduras braseadas, sólo tenéis que tener en cuenta (además de no usar calabacín) que hay que cortar la berenjenas en rodajas, y que cuando las estemos cocinando si aplastamos un poco con un tenedor van a quedar mucho más jugosas.

Para montar, es tan fácil como poner crema de queso y jamoncito serrano entre rodaja y rodaja. 

Que la disfrutéis!!!

Para comer bien....

Os propongo para estos tiempos difíciles en los que muchos tenemos que apretarnos el cinturón, que al menos intentemos optimizar al máximo nuestro presupuesto para la compra. 

Comprando una serie de alimentos básicos, las combinaciones pueden ser infinitas. La esencia es no desperdiciar la comida, ajustar el menú a los alimentos que hay en la nevera y no hacer una nueva compra hasta que hayamos consumido la anterior. Así de paso evitamos que nuestra nevera sea el baúl de las sobras.

 Lo que no puede faltarnos... tomates, cebollas, pimientos, patatas, ajos, aceite, huevos, leche. Por ejemplo con los tomates, pimientos, cebollas y ajos ya tenemos un refrito que es la base para un sin fin de platos. O incluso con una sola cebolla tenemos una estupenda bandeja de cebolla frita que junto con un plato de cuchara nos completa el menú. 

Estoy pensando entre publicar un menú diario que os sirva de inspiración o ajustar las cuentas, para que veáis que se puede comer estupendamente por muy poco. A ver que hago, ahh.. se admiten sugerencias!!!!

Mil besos!!! y ya sabéis....Cocinad y disfrutad!!!!

Caldereta de gulas

Ésta es una receta de las de "urgencia", de esos días que se te echa el tiempo encima. La clave es tener algunos ingredientes congelados (gambas, mejillones, calamares, etc.), que son muy socorridos. Lo mismo sacas una paella que una fideúa o ésta magnifica caldereta que surgió de abrir la nevera haber que había y además de disponer de poco tiempo.


  • Un paquete de gulas (de las que se venden congeladas o refrigeradas)
  • Unos cuantos mejillones, calamares, gambas, almejas, etc.
  • Una pizca de pimentón picante
  • Una cucharada o dos de aceite de oliva virgen.
  • Un pellizco de sal 

 Pues eso, ponemos el aceite en la sartén a fuego medio, y añadimos el marisco. Cuando tenga colorcito añadimos las gulas.

Rehogamos unos minutos, y servimos espolvoreando con pimentón picante y un pelín de aceite de oliva.


No me digais que no es un alternativa de 10 a la comida precocinada, más rico, sano y recién hecho, imposible!!
Ya sabeis, a cocinar y disfrutar!!!!

Ensalada de pasta marinera

Podemos añadir la cantidad de ingredientes a ojo, en función de cuantos vayamos a ser para comer. Las cantidades que yo he usado son para dos, porque casi que fue plato único (la hicimos para comer en la playa), pero la misma cantidad de ingredientes puede servir y es una ensalada para acompañar, para 4 personas.

  • 200 gr. pasta (espirales, macarrones, lazitos, etc) 
  • 1 lata de atún
  • 2 o 3 cucharadas de mayonesa casera o lactonesa (al gusto) o aceite de oliva
  • 3 palitos de surimi (bocas de mar)
  • 1 o 2 cucharadas de maíz
  • 1 cucharada de guisantes (podemos sustituirlo por aceitunas, para darle verde a la ensalada)
  • Unos cuantos langostinos o gambas

En realidad, que cada uno le eche los ingredientes que más le guste. Que la pasta es muy agradecida!!
Este tipo de receta es ideal para llevarla al trabajo, a la playa o a un día de campo. Fácil, económica y sabrosa!!

Hervimos la pasta, y en el caso de que vayamos a usar guisantes los añadimos en los 5 últimos minutos de cocción. Escurrimos bajo el grifo para refrescar la pasta y no se quede pegada.

Y añadimos todos los ingredientes, mezclamos bien. Y metemos en la nevera, si cuando vayamos a servir vemos que ha absorbido buena parte de la mayonesa, añadimos un poco más.

También podemos sustituir la mayonesa por un aliño de aceite de oliva y sal. Incluso vinagre... Así será menos calórica.

Patatas especiadas

  • Necesitamos "patatas tempranas", que son las pequeñitas. La cantidad pues la queramos!!
  • Una cucharada de mantequilla (más suave) o de aceite
  • 3o 4 dientes de ajo sin pelar
  • 1/2 pastilla de caldo
  • Especias, las que queramos. Yo he usado albahaca fresca, ají molido dulce, pimienta, sal, orégano.

 Es una receta bien sencilla y que cada uno puede personalizar con sus especias favoritas. Son muy sabrosas y son ligeras, que es lo importante!!

Lavamos bien las patatas, las vamos a cocinar con la piel. Las patatas que sean más grandecitas la cortamos en uno o dos pedazos.

En la sartén ponemos todos los ingredientes, y los cocinamos a fuego lento y tapado con una tapadera. Poco a poco el agua de las propias patatas va a ir convirtiendose en vapor y a su vez en jugo. Si vemos que se pega un poco o que empieza a quemarse, añadimos un poquito de agua.

 Las cocinamos hasta que estén doradas, para comprobar que están hechas, pinchamos con un cuchillo.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...