Hamburguesa de buey a la francesa

¿Qué porqué la he llamado hamburguesa a la francesa? os lo explico...

La cebolla está pochada con un poco de mantequilla, y los pimientos también. El queso es brie, y el contraste de sabores es tan suave que el sabor de la carne de buey se convierte en un manjar.

Para mí es una de las mejores hamburguesas que he probado. La carne de buey está ahora en alza, y no me extraña, tiene un sabor espectacular. Éstas hamburguesas se encuentran en las carnicerías y también en las tiendas de congelados del barrio, y no son caras.


Para dos hamburguesas...

  • 2 hamburguesas de buey
  • Queso brie (cortamos 4 lonchitas)
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • 2 Bollitos de pan (me gusta más comprado en panadería que el que se vende para hamburguesas)

Cortamos la cebolla en rodajas, y la pochamos con un poco de mantequilla. Una vez lista la cebolla, y en la misma sartén cocinamos el pimiento también cortado en rodajas hasta que esté blando. (Se hacen casi a la plancha)

En la misma sartén añadimos un poco de aceite de oliva (para no abusar de la mantequilla) y cocinamos las hamburguesas. Abrimos los bollitos por la mitad y los mojamos en el caldillo de la sartén.

Y ahora nos montamos nuestra hamburguesa, primero las rodajitas de pimiento, después la carne, el queso brie (que se fundirá con el calor de la hamburguesa) y la cebolla.

Y ahora.... a disfrutar!!!

Saquitos de berenjena y crema de queso

Es una receta muy fácil de hacer, la pasta brick se presta para muchas cosas. Siempre la cocino al horno para que sea ligera y evitar las calorías de freírlas en aceite.

 En ésta ocasión los ingredientes muy básicos y el resultado extraordinario. Como acompañamiento o aperitivo resultan muy vistosos.



Asamos la berenjena en el microondas, unos 5 minutos es suficiente. Esperamos que temple (sale ardiendo) y la cortamos en dados, aderezamos con un poco de vinagre de módena y miel  de caña.

Preparamos la crema de queso

Cortamos cada oblea de pasta brick por la mitad, las pincelamos con aceite (un pelín) y ponemos la mitad de la oblea sobre la otra mitad (para que tenga más consistencia)

En el centro colocamos una cucharada de crema de queso y unos cuantos taquitos de berenjena. Y cerramos con la ayuda de un cordel. Hacemos todos los saquitos que necesitemos, y horneamos de 5 a 10 minutos a 210 grados hasta que la pasta esté dorada.

Así me he montado mi plato, tres saquitos de berenjena y crema de queso, un manojito de espárragos hervidos y un lomo de merluza a la plancha. Un menú que llena, muy sabroso y muy sano!!

Blinis ibéricos

Los blinis como siempre, son el aperitivo o canapés perfectos. Lo acompañes de lo que lo acompañes nunca te van a fallar. Para una fiesta o reunión con amigos resultan perfectos, desaparecen en cuestión de segundos. 

Os aseguro que vais a sorprender con estos pequeños bocados. Lo mejor es que con una masa muy sencilla salen una cantidad ingente de blinis, y podemos acompañarlos de lo que se nos ocurra.

 Ésta es mi segunda receta de blinis, y no se por cual me decantaría... entre los blinis de salmón y queso fresco y éstos ibéricos!!



Podemos tener los blinis preparados con antelación, van a estar igual de buenos. 

Cortamos los pimientos en láminas finas (la rodaja parece una pequeña flor, ¿o no?) y las pochamos con un pelín de aceite de oliva. Reservamos.

En el mismo aceite freímos los huevos de codorniz (yo apenas necesito aceite porque mi sartén es antiadherente y no se pegan, sino usamos un poco más de aceite). Reservamos.

Ahora montamos los blinis, los untamos de queso, ponemos unas rodajitas de pimiento, un poco de jamón serrano y terminamos coronando con el huevo de codorniz. 

Estos blinis casi que se comen de un sólo bocado, y ya acompañados un buen vino y de buenos amigos... la noche perfecta!!

Mozarellas crujientes con salsa de chili suave

Éstas bolitas están deliciosas, crujientes por fuera y el queso fundido por dentro. Pero es una receta de las que hay que hacer pocas veces al año... no se puede abusar de los fritos.


  • Un paquete de mozarellas pequeñas (vienen unas 20 bolitas, si no las encontramos, compramos una o dos grandes y las cortamos en trozos, o usamos cualquier otro queso)
  • Aceite para freír (mejor de oliva)
  • 2 o 3 cucharadas de harina
  • Agua
  • Colorante amarillo
  • Levadura en polvo
  • Sal
La salsa de chili dulce pica un poco, y la podemos encontrar en cualquier super. En mi caso, la compró en una tienda china cerca de casa. El contraste es estupendo.

En un bol, ponemos 2 o 3 cucharadas grandes de harina, y añadimos el agua poco a poco. Siempre mezclando bien hasta que nos quede un masa liquida pero muy espesa. Vamos rectificando de harina o agua según nos haga falta.
Añadimos un pellizco de sal, un pelín de colorante (naranja) y un pellizco de levadura en polvo. Mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos.

Rebozamos con ayuda de una cuchara cada bolita o trozo y con cuidado los echamos a la sartén, el aceite tiene que estar caliente. Si al echarlar a la sartén la superficie deja el queso al descubierto, con la cuchara cubrimos con un poquito de masa.

Escurrimos bien en papel absorbente, y servimos acompañadas de una buena ensalada y salsa chili.

 ¡¡¡Si dejamos que se enfríe dejarán de estar crujientes!!!

En la etiqueta de ensaladas encontrarás muchas posibilidades para acompañar éstas bolitas.

Ensalada de lentejas

Apostando por una vida sana...

Confieso que no soy fan del potaje de lentejas, me lo como casi a la fuerza. Muchas anécdotas tengo en la memoria cada vez que mi madre nos ponía lentejas a mis hermanas y a mí... la 2º Guerra Mundial se quedaba pequeña con la que armábamos...

Pero con esta ensalada he encontrado el sustitutivo perfecto al potaje, me las he comido con mucho gusto y básicamente lleva los mismos ingredientes que el potaje pero todo fresco.


En realidad cada uno se las puede aliñar como más le guste, ésta es mi propuesta... (para dos personas)

  • 200 gr. lentejas (previamente en remojo y hervidas unos 10-15 minutos, o de bote)
  • 1 zanahoria (también vale la zanahoria rallada que ya viene en bote)
  • Un poco de maiz
  • 1 tomate maduro para ensalada bien picado
  • 1/2 cebolla muy picadita
  • Ensalada variada
  • Aceite de oliva, sal, un poco de cilantro y comimos molidos
  • Vinagre (a mi me gusta el de arroz o de módena que son más suaves)

Mezclamos todos los ingredientes excepto la ensalada. Aliñamos la ensalada y las lentenjas por separado, colocamos un poco de ensalada en el plato y encima las lentejas mezcladas con el resto de ingredientes.

Es una receta muy sencilla, muy rápida y sinceramente la prefiero al potaje!! 

Por cierto muchas gracias a Ana de Vainilla y Azahar que me ha otorgado este premio!!
 

¡¡Gracias a todos!!

Hace un año más o menos que empecé a publicar mis recetillas, en lo que considero mi particular libro de recetas. No tenía ni idea de blogs, e incluso ahora me sigue constando un poco, ¡¡mis peleas con el ordenador son constantes!!

Nunca imaginé el mundo de blogueros que descubrí, lleno de gente que compartimos pasiones comunes y que le ponemos mucho cariño a todo lo que hacemos. Por eso quiero agradecer a todos los que he conocido y a los que me queda por conocer, que hagáis este esfuerzo diario, que regaléis un poco de vosotros mismos en cada post.

Y por supuesto gracias a todos los que nos leéis a diario o cuando podéis, para mi no hay mayor satisfacción que alguien cocine una de mis recetas, la verdad es que me produce una alegría enorme. Todavía me acuerdo cuando recibí mis primeras visitas, no podía creerme que alguien me hubiera encontrado!!

¡¡Sois gente extraordinaria en un mundo extraordinario!! Y ya sabéis.... Cocinad y disfrutad!!!!

¡¡¡Mil besos!!!

Arroz basmati con jamón serrano, pasas y orejones de albaricoque

Ésta es la receta de arroz que presento para el concurso-aniversario de "La marmita de Antonio".

Espero que os guste, y suerte para todos los que participamos!! Un besote!!



¡¡Para ver la receta pincha éste enlace o directamente sobre la foto!!



Pollo Teriyaki

Esta receta es sencillamente genial, desde que la probé en un japonés, me quede prendada. He decubierto una tienda china que vende productos originarios de China y Japón (una tienda de barrio), y me he vuelto loca pensando cuantos platos asiáticos voy a cocinar!!

El pollo teriyaki ya se ha convertido en un plato habitual en casa, es reconfortante cocinar recetas orientales en casa. Así comemos con total confianza conociendo cada ingrediente de nuestra receta.

Receta de pollo teriyaki casera, con salsa de soja. Fácil y rápida.

Receta de pollo teriyaki casera, con salsa de soja. Fácil y rápida.

Si no tenemos aceite de sésamo ni mirin, no pasa nada. El resultado está muy bueno pero estos dos ingredientes le dan un sabor muy rico, sobretodo el aceite de sésamo.

De 2 a 4 raciones, dependiendo de como de grande sean los muslos. (Los de mi carnicero son grandotes, y con un muslo comemos dos personas).

  • 2 muslos de pollo deshuesados (los traseros enteros)
  • Aceite de sésamo
  • Salsa de soja
  • Semillas de sésamo
  • Un chorrito de Mirin (es vino de arroz)
Es importante que sean los traseros de pollo, porque es mucho más jugoso que la pechuga y el resultado no tiene comparación.

1. Cortamos el pollo en trozos, lo ponemos en un bol y cubrimos la carne con salsa de soja (en la tienda china venden la salsa de soja a precios mucho más económicos que en el super), un poquito de aceite de sésamo, las semillas de sésamo y un chorrito de mirin.

2. Dejamos macerar al menos 30 minutos.

3. Ponemos la sartén a temperatura media (si es un wok, mejor) y cocinamos el pollo con todo el jugo,  el liquido empezará a evaporarse, y cocinamos hasta que el pollo quede meloso y caramelizado.

No es por que lo haya hecho yo..., pero mi receta ha superado a la del restaurante. Es que está buenísima, y más sencilla no puede ser!!

Mariposas

Éstas galletas son del primer fascículo de Pastelería Creativa, quiero compartir la manera en que yo he hecho éstas galletas a partir de la receta original. 

La verdad es que los fascículos por ahora están muy bien, a ver si con ellos aprendo un poco más sobre la decoración en la repostería que es uno de mis puntos débiles. Voy a poner la receta tal cual aparece en el fascículo, y la voy a completar con mi forma de hacerla.



Para las galletas:
  • 125 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de azúcar extrafino
  • 250 gr. harina
  • 1 huevo de tamaño mediano
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado (yo he usado raspadura de vainilla)
  • Una cucharadita  de cacao en polvo (si queremos hacer algunas de chocolate)

Yo aconsejo usar varillas eléctricas, a veces las batidoras de brazo vienen con éste accesorio. Podemos hacerlas con una varilla de mano, pero vamos a tardar un poco más de tiempo y quizás nos cansemos un poco.

Batimos las mantequilla con el azúcar hasta obtener una masa ligera y cremosa.  Añadimos el huevo y el azúcar avainillado y mezclamos bien.

Tamizamos la harina, yo he usado un colador (es decir, pasamos la harina por el colador), y mezclamos la mitad con la masa y una vez que la mezclemos, añadimos el resto de la harina y terminamos de mezclar. (Si queremos hacer algunas de chocolate, mezclamos el cacao con la harina y tamizamos a la vez).

En realidad sale una masa estupenda, la envolvemos en papel transparente y la dejamos reposar 30 minutos en la nevera.

Precalentamos el horno a 180 grados, y mientras estiramos la masa con el rodillo enharinando la superficie, (yo he trabajado la masa directamente sobre el papel de horno, así una vez usado el molde se retiran los restos y no tenemos que tocar las galletas). Intentaremos que la masa sea de unos 4 mm de grosor (si son más finas se romperán fácilmente, y si son muy gruesas resultan pesadas).

Cortamos la masa con el molde y retiramos los restos.


Horneamos entre 10 y 15 minutos hasta que se doren, (se queman con facilidad, hay que estar pendiente). Las sacamos del horno y las dejamos enfriar.

Para el glaseado: (yo he usado la mitad de las cantidades y he tenido de sobra)

  • 500 gr. de azúcar glas
  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Colorante alimenticio

Tamizamos el azúcar glas en un bol, añadimos las claras de huevo y mezclamos con las varillas a velocidad suave unos 5 minutos más o menos.

El glaseado tiene que ser consistente (el fascículo tiene unas buenas fotos sobre los distintos estados del glaseado), pero si vemos que es demasiado duro, añadimos un poco de limón y mezclamos un poco más.


Añadimos una gota de colorante (mejor ir consiguiendo el color poco a poco para no pasarnos), hasta que alcancemos el color deseado. Si queremos más colores, separamos la glasa en distintos recipientes.

Para decorar las galletas podemos usar una manga pastelera, primero perfilamos los bordes y luego rellenamos. Pero como todavía no me llevo muy bien con la manga, yo he usado una cucharilla de café. Y con ella he ido coloreando con cuidado cada mariposa. Lo puntitos los he hecho mojando un palillo de dientes en la glasa.


Mis galletas no tienen comparación con las que salen en las fotos del fascículo, pero poco a poco!!



Ensalada Toscana

Ha resultado ser una ensalada deliciosa, y la he llamado así porque todos sus sabores recuerdan a la Bella Italia. Probadla... y ya me contaréis!!


  • Una bolsa de ensalada variada (con mezcla de distintas variedades)
  • Una mozarella fresca
  • 1/2 lata de aceitunas negras
  • 1 tomate maduro y carnoso
  • Un poco de jamón serrano en tiras o en tacos
  • Orégano y sal
  • Vinagre de módena
  • Aceite de oliva virgen

El secreto de ésta espectacular ensalada y lo que hace que esté especialmente sabrosa, es mi toque de pasar el tomate por la sartén.

Así que picamos el tomate en cuadraditos y lo salteamos con el aceite de oliva en la sartén, unos minutos a fuego fuerte. Esto hará que el tomate tenga una textura más suave y un sabor más intenso. Estos son los pequeños detalles que hacen que un plato sencillo sea un plato sensacional...

Cortamos las aceitunas en aritos, cortamos la mozarella (a mi me gusta hacerlo con las manos), y mezclamos todos los ingredientes excepto el tomate. Aliñamos con vinagre de módena y un pelín de sal. Para terminar vertemos sobre la ensalada el tomate con el aceite de oliva (que servirá para terminar de aliñar la ensalada). Espolvoreamos con un poco de orégano.

Y ahora a disfrutar de un plato saludable y sabrosísimo!!




Volcán de chocolate

Esta estupenda receta de volcán de chocolate es de Eva Arguiñano, el otro día la ví en la tele y no pude resistirme. Es una receta muy fácil y está buenísimo, pero es la muerte por chocolate!!


No me acuerdo de las medidas exacta que Eva dijo, pero así lo hice yo. Da para 4 volcanes.

  • 1/2 tableta de chocolate para postres
  • Una cucharada grande de mantequilla (unos 30 gr.)
  • 3 huevos
  • 100 gr. azúcar
  • Una cucharadita de harina (opcional)

Reservamos 4 pastillas de chocolate. Fundimos el resto del chocolate junto con la mantequilla en el microondas, a golpes de 30 segundos para que no se queme. (Con 60 segundos es suficiente)

Batimos los huevos junto con el azúcar con unas varillas eléctricas (o a mano, nos costará un poco más de tiempo) hasta que triplique su tamaño. 

Mezclamos un poco de los huevos con el chocolate con movimientos envolventes, y podemos añadir un poco de harina. Y añadimos el resto mezclando suavemente para que no pierda aire la masa. 

Vertemos en los moldes, si no tenemos uno adecuado podemos usar tazas, como ha sido mi caso. Engrasamos el molde con un poco de harina y mantequilla, y rellenamos hasta la mitad. Ponemos la pastilla de chocolate en el centro y cubrimos con un poco de masa.

Horneamos a 200 grados unos 10 o 12 minutos. Y comemos caliente para que al romperlo salga el chocolate.


Canelones de carne, bacon y champiñones


(para dos raciones de 8 canelones)
 
  • 1/4 de carne picada (mixta de cerdo y ternera)
  • 8 láminas de pasta para canelones
  • 4 o 5 champiñones enteros o laminados
  • 2 o 3 lonchas de bacon o bacon en tiras
  • Un trocito de queso
  • 1 cebolla
  • Leche, un poco de harina y mantequilla para la bechamel (pincha la receta)
  • Aceite de oliva


Picamos la cebolla y la pochamos con un poco de aceite de oliva, cuando esté blandita añadimos los champiñones laminados y el bacon cortado en tiras. Cocinamos hasta que los champiñones estén blanditos.

Añadimos la carne picada y la cocinamos hasta que esté hecha. Reservamos.

Hacemos con un vaso de leche, una cucharadita de harina y un poco de mantequilla la bechamel. Pincha éste enlace para verla receta.

Mezclamos la bechamel con la carne y añadimos el queso cortado en trocitos, reservando un poco para cubrir los canelones. Hervimos la pasta con cuidado de que no se peguen unas láminas con otras, escurrimos con cuidado y vamos rellenando cada canelon. 

Lo ponemos en una fuente de horno, cubrimos con bechamel y queso rallado y horneamos unos 15 minutos a 200 grados.

Espero que os guste ésta receta y  disfrutéis de la pasta tanto como lo hago yo!!

Filete de pollo gratinado con espárragos verdes

Un plato ligero y saludable que tardaremos un periquete en cocinar!!


  • 1 pechuga de pollo fileteada (tantos filetes como comensales seamos)
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • Queso en lonchas (prefiero la mozarella por su consistencia, la que no es fresca)
  • Jamón serrano en lonchas o en taquitos
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
Cortamos los espárragos porla mitad y los hervimos unos 10 minutos en agua con un pelín de sal. Escurrimos y aclaramos bajo el grifo (para que conserven todo su color)
 
Cocinamos los filetes vuelta y vuelta (1 minuto o 2 por cada lado). Machacamos los ajos o los picamos, y los pasamos por la sartén con un pelín de aceite de oliva (sin dejar que se doren para que no amarguen).

Colocamos unos poquitos de espárragos en encima de cada filete,y añadimos una cucharadita de aceite con ajo. Cubrimos con el jamón serrano y la loncha de queso. Horneamos unos 10 minutos hasta que el queso esté un poco dorado y fundido.

Esta receta es estupenda para facilitar que los niños coman verduras, hay que ir familiarizándolos con ellas desde pequeños!!

Paletilla de cordero al horno

Un manjar entre los manjares...


  • 1 paletilla o pierna de cordero
  • 1 cabeza de ajos pelados
  • Una ramita de perejil
  • 1 limón
  • Un poco de manteca de cerdo o aceite de oliva
  • Sal

Le decimos al carnicero que nos haga unos 3 cortes (sin llegar a cortar la pata) para favorecer que absorba los sabores.

Machamos los ajos, añadimos el zumo de un limón, el perejil picado y un chorrito de aceite de oliva (o manteca de cerdo fundida, esto hará que la corteza del cordero esté más crujiente). Mezclamos bien y untamos toda la pata. 

La colocamos sobre una fuente de horno y echamos un poco de sal por encima (si es sal gorda mejor). Horneamos entre 25 y 35 minutos a 220 grados (dependerá del grosor de la pata y del punto de la carne que nos guste).

He aprovechado y he metido un par de patatas, se han asado junto al jugo del cordero. Buenísimas, si al acabar el tiempo de horno pinchamos las patatas y por el centro siguen duras, las metemos unos minutos al microondas. Las he acompañado de crema agria.

Ni en los mejores restaurantes se come así de bien!!

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...