Sardinas en papillote

 
  • 1/2 kilo de sardinas frescas (suficiente para dos personas)
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 limón
  • Perejil
  • Sal gorda
  • Un chorrito de aceite de oliva

Colocamos sobre la bandeja del horno un papel de aluminio, rociamos un poco de aceite de oliva y colocamos las sardinas. Las espolvoreamos con sal gorda y perejil. Machacamos los ajos (sin romper demasiado) y los añadimos. Colocamos las rodajas de limón.

Cubrimos con papel aluminio y cerramos haciendo un paquete. Horneamos unos 10 minutos.

Es una forma muy limpia de cocinar sardinas, con el papillote evitamos que toda la casa huela a pescado. los ingredientes que hemos añadido sólo servirán para potenciar el sabor de la sardina, pero ninguno dejará su sabor.

Es un plato muy sano y muy económico, el 1/2 kilo de sardinas me ha costado 2 euros.

Ensalada con manzana, bacon y queso de cabra


  • Ensalada variada (ya la venden lista para comer y con una mezcla de lechugas muy ricas)
  • Un poco bacon en tiras (un paquete pequeño), lo podemos sustituir por jamón cocido en taquitos.
  • 1 o 2 cucharadas de pasas
  • 1 manzana
  • Un trozo de queso de cabra (lo podemos sustituir por queso blanco u otro que nos guste)
  • Vinagre de módena
  • Miel de caña
Pasamos el bacon por la sartén. En un bol colocamos la lechuga, la manzana picada, las pasas y aliñamos con vinagre de módena.

Colocamos sobre la fuente que vayamos a servir, y echamos por encima el queso de cabra picado y el bacon. Rociamos la ensalada con miel de caña (nos ayudamos de una cuchara si no tenemos dispensador para la miel)

Esta es una ensalada contundente que sirve de almuerzo perfecto para estos días de calor, el contraste de los ingredientes es muy sabroso.

Cookies con chips de chocolate


      • 80 gr. azúcar blanca
      • 80 gr. azúcar moreno
      • 80 gr. mantequilla 
      • 160 gr. harina
      • 100 gr. pepitas de chocolate
      • Un poco de vainilla (rallada o en polvo)
      • 1 huevo
Nos hace falta un recipiente hondo, echamos los dos tipos de azúcar, la vainilla y la mantequilla y empezamos a mezclar todo con unas varillas. Al principio constará un poco por la mantequilla pero cede muy pronto. Si tenemos varillas eléctricas o robot de cocina, mejor.

Añadimos el huevo y batimos unos minutos con las varillas, y añadimos la harina. Batimos a conciencia unos 5 minutos (esto hace que introduzcamos aire en la masa, y las galletas estarán más crujientes).

Añadimos las pepitas de chocolates y mezclamos con las manos (para no triturar las pepitas de chocolate). Estiramos con un rodillo y dejamos un grosor de un1 cm. aprox, y sino hacemos bolitas y las aplastamos con las manos. Las colocamos sobre papel o de horno o de silicona, no hace falta engrasar.

Precalentamos horno a 180 grados, y las horneamos entre 10 y 15 minutos sin dejar que se quemen (dependerá de la potencia de cada horno).

Serán las mejores galletas caseras y recién hechas que podáis probar, y sólo se tarda un periquete. Además si tenéis hijos, se pueden entretener haciéndolas!!

Dátiles con bacon y queso de cabra


       (Aperitivo para 4 personas)
  • 12 dátiles
  • 1/2 rulito de queso de cabra (sobrará)
  • Bacon en tiras (si es bacon de lomo mejor, que tiene menos grasa)

Deshuesamos los dátiles haciéndoles una raja a lo largo (sin partirlos). Los rellenamos con un poco de queso de cabra haciendo presión con los dedos y envolvemos con la mitad de una tira de bacon. (Si es bacon de lomo, tipo inglés, cortamos a lo largo varias tiras).
Podemos sujetarlos con un palillo o cordel, aunque si los cocinamos con cuidado no hace falta porque cuando el bacon empiece a cocinarse se endurecerá.
Calentamos la sartén a fuego medio y cocinamos hasta que estén dorados por todos los lados. Se cocinarán en su propio jugo, en la grasa que el queso va soltando... esto es una delicia!!

No diréis que no es otra estupenda receta economica, sencilla y original además de estar deliciosa!! Para chuparse los dedos!!!  Mil besos!!!

Tomates con corazón



Quiero compartir este delicioso tomate que nos ha salido con corazón. Eso será porque mis padres le dedican todo el tiempo y el cariño que pueden a su pequeño huerto y éste tomate resulta que quiere agradecerselo. Que deciros del sabor y la textura que tiene un tomate recién cogido....

Brochetas de cerdo con aceite de sésamo


  • 1/4 lomo o jamón de cerdo troceado (puede ser pollo)
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • Un poco de cinlantro fresco o en semillas picado
  • 2 dientes de ajo
  • Zumo de 1/2 limón
  • Una pizca de curry
  • Arroz basmati y un puerro para acompañar.

Machamos los ajos en un mortero, y añadimos los ajos y el resto de los ingredientes a la carne. Mezclamos bien y dejamos macera mientras cocinamos el arroz.

Hervimos el arroz y pochamos el puerro con un pelín de aceite. Le añadimos el arroz previamente escurrido y lo salteamos unos minutos.

En una plancha o sartén cocinamos las brochetas al punto que nos gusten, al menos que estén doradas.

Una receta muy fácil, económica y original. Siempre hay que estar dispuesto a probar ingredientes nuevos como en este caso el aceite de sésamo, os aseguro que os sorprenderá el sabor!!

Tarta de nubes

Esta fondant de nubes es muy sabrosa y económica, ya que una bolsa de nubes cuesta menos de un euro en el supermercado, y para mi es la alternativa perfecta al fondant tan maravilloso que venden en tiendas especializadas y que me resulta un poco caro.


Aunque ya la he hecho varias veces, ahora la vuelvo a compartir porque he hallado la manera de hacer la fondant de nubes mucho más fácil. 



Si tenéis Thermomix, es tan sencillo como echar las nubes derretidas (30 o 40 segundos al microondas) más el doble de azúcar glas y una cucharadita de agua de azahar, y tenerlo un par de minutos a velocidad espiga, se hará pelotillas que uniremos con las manos y nuestra pasta será perfecta.


Ésta vez os recomiendo comprar el azúcar glas ya hecho, porque viene mezclado con maicena y para nuestra fondant es estupendo. Y no dejéis de probar el agua de azahar que le da un sabor muy especial!!

En la tarta de la foto no usé colorantes, es el color de las nubes tal cual.

Si tenéis varillas eléctricas, amasadora o una batidora con esa función también os vale. Porque la única dificultad de esta fondant era hacerla con las manos por lo pegajosa que es al principio, pero dificultad superada!!!!

Mira la receta conpleta en estos enlaces, 

Tostadas francesas

En la película Kramer contra Kramer hay una escena en la que el padre le prepara al hijo éstas tostadas. De ahí surgió ésta receta, la cocinaba de una forma tan simple que también empecé yo a cocinarla. Muchos desayunos y meriendas he improvisado con éstas maravillosas tostadas, os deseo que las disfrutéis tanto como nosotros!!



  • 2 rebanadas de pan de molde por persona
  • 1 huevo para cada 2 rebanadas
  • 1 vasito de leche para cada 2 rebanadas
  • 2 cchdas. azúcar para cada 2 rebanadas
  • Un poco de mantequilla para la sartén
Vamos aumentando los ingredientes en proporción a las tostadas que vayamos a hacer.

Batimos el huevo y mezclamos con la leche y el azúcar. Mojamos las rebanadas por ambos lados dejando que empapen bien. Ponemos un poquitos de mantequilla en la sartén y doramos por ambos lados. Servimos espolvoreando con azúcar.

En realidad son como las torrijas, la diferencia es que están hechas con pan de molde y en vez de fritas se hacen casi a la plancha. Además tampoco llevan canela, aunque cada uno las puede acompañar de lo que quiera!!

Caldereta de cordero

Para empezar deciros que las costillas de cordero son realmente economicas y son ideales para los guisos, a mi el kilo me costó 1,60 en mi carnicería de confianza. Son la parte del pecho, y vienen a ser (visualmente) como un costillar de cerdo, algo más pequeño.

Si queréis también podéis usar otras partes del cordero como paletilla troceada o pierna, claro que el presupuesto sube considerablemente.

  • 1 kilo de costillas de cordero troceadas (la parte del pecho, también puedes usar pierna o paletilla de cordero)
  • 2 o 3 patatas
  • Una cucharadita de jengibre en polvo
  • Un poco de cilantro fresco o en semillas (las machacamos)
  • 1 pastilla de caldo
  • 1 limón
  • 4 o 5 dientes de ajo (pelados) 
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Agua

Aderezamos las costillas con el zumo de un limón, el jengibre y el cilantro. Las dejamos un ratito macerar.

En una cazuela o sartén profunda echamos un chorrito de aceite de oliva, damos un golpe seco a los dientes de ajo (para que se rompan un poco), y a fuego lento vamos cocinando los ajos hasta que el aceite huela a ajo (sin que se quemen), echamos las costillas y las cocinamos a fuego medio hasta que estén doradas.

Añadimos la pastilla de caldo y las patatas (al cortar los gajos, metemos el cuchillos hasta la mitad, y separamos de la patata haciendo que cruja, así si el corte no es uniforme favorece que la patata coja más sabor). Cubrimos con agua y seguimos cocinando hasta que las patatas estén cocinadas. (Vamos rectificando el agua si vemos que se consume, para evitar que se pegue).

Aunque el jengibre y el cilantro son cada vez más usados, aún hay quién se muestra reticente. Ya se pueden comprar en cualquier tienda. Y de verdad os digo que el cilantro y el cordero son amigos inseparables!!!

Rösti con cebolla y queso al eneldo

Empecé por el rösti básico, y aquí tenéis la evolución!!
  • 1 patata mediana o grande
  • 1 cebolla (más pequeña que la patata)
  • Una cucharada o dos de queso rallado (si es curado o grana padano, o con sabor pronunciado, mejor)
  • Una cucharadita de eneldo
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla (para untar la sartén)

Si queréis ver fotos de los pasos pincha aquí

Rallamos la patata, la cebolla y mezclamos con el queso y el eneldo. Ponemos la sartén a calentar a fuego medio y formamos con ayuda de una cuchara cada rösti.

Cocinamos hasta que estén dorados. En un papel de horno colocamos cada uno y horneamos entre 15 y 20 minutos. 

Y ahora toca probarlos y morirse del gusto, y si lo acompañamos de amigos y un buen vino... la velada perfecta!!

Moussaka o musaca

La moussaka o musaca es uno de mis platos preferidos, siempre me aseguro de hacer más cantidad para que sobre para cena. La moussaka clásica griega se compone de tres capas, una de bejenjenas, otra de carne picada de cordero y otra de tomate, todo ello cubierto por una salsa blanca que puede ser bechamel o nata agria.

En mi versión, he cambiado la carne de cordero (que es mucho más cara) por carne picada de ternera. Pero nos sirve cualquier tipo de carne picada.

Os garantizo que vais a disfrutar este plato, además la costumbre es comerlo frío, así que si os sobra ya tenéis el aperitivo para luego. Tendrían que inventar el prueba-blog, para daros un poquito!!!

Moussaka o musaca. Receta tipica griega. Receta casera, fácil y rápida




Podemos añadir más verduras, como el calabacín que va cocinado igual que la berenjena y se coloca sobre ella. El pimiento rojo le va genial, una pena que me siente mal.
  • 250 gr. carne picada de ternera (si es de cordero mejor)
  • 2 o 3 tomates grande maduros (también nos sirve una lata de tomate troceado en crudo, nos ahorrará mucho trabajo)
  • 1 berenjena grande
  • 1 cebolla
  • Un poco de albahaca u oregáno
  • 200 ml de nata para cocinar  (crema)
  • Un poco de queso rallado (si es grana padano mejor)
  • Una cucharadita de maizena (opcional)
  • 1/2 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
1. Cortamos la berenjena en rodajas con un dedo de grosor. En una sartén a fuego lento-medio las vamos a rehogar con un poco de aceite de oliva (al principio las berenjenas van a absorber por completo el aceite, pero cuando se vayan cocinando lo irán desprendiendo).


Cuando estén todas cocinadas las colocamos en la base de la fuente de horno, y como están blanditas las ponemos de forma que cubra toda la base.


2. Cocinamos la carne con la 1/2 cebolla picada y una cucharada de aceite de oliva, una vez cocinada la añadimos a la fuente de horno.


3. Pelamos y troceamos los tomates (sin que estén demasiado picados) añadiendo una ramita de albahaca y un pellizco de sal, y con un poco de aceite de oliva los vamos a cocinar a fuego fuerte , para el que liquido se evapore evitando que se nos haga salsa de tomate. Una vez cocinado, añadimos a la fuente de horno.


4. Disolvemos una cucharadita de maicena con la nata, añadimos el zumo de medio limón y batimos con energía, con un tenedor para que monte un poco.

Añadimos a la fuente de horno. Espolvoreamos con queso rallado y horneamos unos 20 minutos a 220 grados


Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...