Ravioli a la crema de champiñones

- Un paquete de pasta fresca, en este caso he elegido raviolis a los 4 quesos, el plato ha quedado para chuparse los dedos. Nos sirve cualquier tipo de pasta. Cocinar según indique el paquete.


- Taquitos de jamón serrano o cocido
Queso rallado

- Perejil seco, ají molido; para decorar

Salsa suave de champiñones

  • 1 puerro
  • 3 o 4 champiñones
  • 3 cucharadas de queso de untar (si es light mejor)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 pastilla de caldo
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Una pizca de pimienta

En una sartén ponemos la mantequilla a fundir a fuego medio, y añadimos el puerro picado y bien lavado. Cortamos los champiñones en trocitos y algunos en láminas (que luego sacaremos para decorar), y los echamos a la sartén junto con la pastilla de caldo. Dejamos que vaya pochando sin que dore.

Añadimos las cucharadas de queso y dejamos que funda, añadimos el vino y dejamos que evapore el alcohol (dejará de oler), y añadimos la leche. Dejamos un par de minutos. Pasamos por la batidora, que quede suave. En función de para lo que queramos la salsa rectificaremos con más o menos leche.

Trufas de chocolate heladas


  • 100 gr. nata liquida
  • 100 gr. chocolate de cobertura
  • 100 gr. chocolate con leche
  • Un chorrito de licor

Calentamos todo a fuego lento (el chocolate troceado), sin dejar de remover con cuchara de palo. Hasta que el chocolate se haya fundido y tengamos una crema espesa.

Metemos la crema en el congelador hasta que esté consistente, (que podamos hacer bolitas sin que el chocolate llegue a fundirse, al menos esperaremos 1 hora).
  
Hacemos bolitas, y las pasamos por fideos de chocolate o almendras troceadas, o lo que más no guste, como por ejemplo coco rayado, nueces, etc.
Conservar en el congelador. 

Crujiente de Langostinos

  • 10 langostinos, (o los que queramos)
  • 2 o 3 láminas de pasta brick
  • Una cucharada de salsa de soja
  • Una cucharada de vinagre de módena
  • 1/2 cucharada de semillas de sésamo

Pelamos los langostinos, y con cuidado, hacemos un corte en el lomo para quitarle la tripilla negra. Lo ponemos en un cuenco, añadimos la soja, el vinagre de módena y las semillas de sésamo.

Dejamos macerar al menos 1/2 hora.

Quitamos el liquido, y cortamos las láminas en trozos suficientes para envolver cada langostino con varias capas, hacemos un paquetito.
Freímos, escurrimos y acompañamos de salsa agridulce o de soja.

Rollitos de primavera

  •  
  • 1 col pequeña, o1/2 de una grande
  • 2 o 3 zanahorias
  • 200 gr. carne picada de cerdo
  • Una pastilla de caldo
  • Pasta para rollitos de primavera (la pasta brick también vale)
  • Aceite de girasol para freir

Cortamos la col en juliana, (quitamos la parte central de las hojas, que es muy gruesa). y la hervimos (en una olla con agua)

Cortamos la zanahoria en juliana, y la echamos a la olla donde cuece la col (cuando ésta lleve 10 minutos), y hervimos durante 5 minutos más. Escurrimos (en un escurridor) bajo el grifo. Reservamos en un bol.



Ponemos la olla con más de la mitad de agua a hervir con la pastilla de caldo. Y disponemos la carne cruda en el escurridor sobre el fregadero. Cuando el agua rompa a hervir, apagamos el fuego, y se la echamos a la carne para que se cocine parcialmente.

Mezclamos la carne con la col y la zanahoria.

Con la pasta hay que tener mucho cuidado, al separarla para que no se rompa; y nunca sacar toda la pasta a la vez, la dejamos en su paquete, vamos sacando la que necesitemos, evitando que entre aire en el paquete. la pasta se seca muy rápido y si eso pasa no nos servirá porque se romperá al trabajar con ella. Cada vez que hagamos un rollito lo ponemos en un plato tapado con un paño, o incluso dentro de una bolsa de plastico.

Hacemos los rollitos, haciendo como una especie de sobre. Espero que la foto ayude. Las partes que tengan que sellarse las mojamos con agua. Para eso ponemos un cacharrito con agua y vamos humedeciendo los dedos.

Freímos a temperatura media en abundante aceite de girasol. Y escurrimos los rollitos bien, que suelten el aceite en la sartén, y despues sobre papel absorbente.

Arroz tres delicias


  • 100 gr. de arroz por persona
  • Unos 10 langostinos (pueden ser gambas)
  • 100 gr. maiz (yo lo uso congelado, que viene al natural, el de lata puede tener demasiada azúcar)
  • 1 huevo 
  • 1 zanahoria troceada
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Le podemos echar guisantes (y lo hervimos como la zanahoria, taquitos de jamón cocido, y en general, lo que encontremos en la nevera ese día).

Hervimos el arroz (hacia la mitad de la cocción añadimos la zanahoria), y lo escurrimos bajo el grifo. En un sartén grandecita, echamos el aceite y hacemos una tortilla francesa. Troceamos la tortilla.
Pelamos los langostinos y los troceamos, los echamos en la sartén (con el aceite de haber hecho la tortilla), a fuego medio, e inmediatamente el arroz, la tortilla y el maiz. Vamos moviendo hasta que veamos que los langostinos han cogido todo su color (que están cocinados).

Paté de aceitunas o "tapenade"

  • Una lata aceitunas negras
  • 5 o 6 anchoas
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen
  • Una cucharadita de orégano

Ponerlo todo en el vaso de la batidora, batir. Probamos, y rectificamos el sabor, (si hace falta una pizca de sal, un poco de más aceite u oregano, al gusto)

Este paté está muy bueno, sabe mucho más suave que las anchoas, y con piquitos es un combinación perfecta. Empezar y no parar.

Croquetas Caseras

Desde chiquitilla ayudaba a mi madre a rebozar las croquetas (que es lo más pesado), hasta que empecé a hacerlas, hará por los menos 16 años, y eso que tengo 28... He hecho tantas croquetas en mi vida, que ya las hago de forma automática. A mi familia, como  todas, les encanta.

Croquetas caseras de pollo. Con pollo  y ternera del puchero o cocido.

Con el pollo y la ternera del puchero, es como más buenas salen las croquetas, pero si no también nos sirve una pechuga de pollo.

  • El pollo y la ternera del cocido o puchero. Y sino una pechuga de pollo o medio pollo, ya hervido.
  • 1 cebolla grande o dos medianas
  • Tres cucharadas de harina
  • Leche
  • Una cucharadita de mantequilla
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de nuez moscada (si no tenemos, no pasa nada)
  • Una cucharadita de sal.
  • Para rebozar un huevo batido y un plato con pan rallado.


Con estos ingredientes salen de 20 a 30 croquetas, dependiendo del tamaño que le demos, las que no vayamos a consumir, las podemos congelar. Aunque si sobran, frias están muy buenas.

Picamos las cebollas en los trocitos más pequeños que nos salgan, no recomiendo usar picadora, porque la cebolla pierde todo su jugo.


Ponemos el aceite en la sartén (que sea antiadherente), a fuego medio-lento, y echamos la cebolla picadita. Dejamos que vaya pochando, sin que se dore ni mucho menos que se queme. (tiene que estar blanquita, para que luego no la notemos).

Desmenuzamos la carne y la picamos bien. Añadimos la carne a la sartén y mezclamos bien con la cebolla, unos minutos.

Echamos la harina, y seguimos moviendo unos minutos más. Y ahora empezamos a echar la leche poco a poco, es decir, echamos un chorro y mezclamos, otro chorro y volvemos a mezclar. Todo si dejar en ningún momento de mover (necesitamos un brazo en forma, la masa cada vez tendrá más consistencia). Y así hasta que la masa se separe de la sartén sin mancharla.

Dejamos enfriar, y con las manos vamos haciendo las croquetas del tamaño que nos guste. Pasamos por huevo y pan rallado. (Yo sólo les doy una pasada, si damos más el rebozado será más grueso y por tanto más calórico)
Freímos a fuego medio, hasta que doraditas. (Fritas en aceite de oliva, mucho más buenas, no hace falta que sea aceite virgen).




Mayonesa casera

  • 1 huevo
  • 1 vaso y 1/2 de aceite de girasol
  • El zumo de 1/2 limón estrujado o un chorrito de vinagre (como nos guste más)
  • Una cucharadita de sal.
En el vaso de la batidora (la de brazo, por no decir la marca), echamos primero el huevo, despúes el aceite, el limón o vinagre y la sal.

Colocamos el brazo de la batidora en el vaso, apoyado firmemente sobre el fondo, y le damos la máxima potencia, sin mover ni un músculo del brazo... 

Cuando observemos que la emulsión va creciendo hacia la superficie, vamos moviendo el brazo de la batidora de arriba a abajo lentamente, cuando ya no haya aceite, no batimos más. Ya está lista.

Si se nos corta, cosa que pasa de vez en cuando, podemos volver a empezar, pero sólo pondremos en el vaso el huevo y 1/2 vaso de aceite, y le metemos el "brazo batidor", cuando emulsione vamos añadiendo en un chorrito continuo la mayonesa que se cortó (si nos ayuda alguien a ir echando la mezcla mejor, porque lo suyo es no parar de batir). De esta forma no desperdiciamos nada.

Cous Cous

El cous cous es uno de los platos árabes por excelencia, y no es de extrañar. Es de lo más completo, nutritivas y sabrosas verduras, carne de cordero y pollo, frutos secos como las almendras, las pasas, orejones  o las ciruelas, y la sémola de trigo.

El cous cous se sirve en un gran plato, en el centro de la mesa, con todos los ingredientes visibles para que todos podamos probarlo sin que nos falte ni un detalle.

Para mí la guarnición de cebolla y pasas es esencial, termina de darle sabor a ésta maravilla de plato, y con la carne va genial. Hay quién le echa garbanzos, que tiene que estar muy rico, pero yo con las coles tengo bastante para desafiar a los airecillos...

Cous cous marroquí, casero y fácil

En cuanto a las especias, cada vez son más fáciles de encontrar en los supermercados, sobre todo "Ras el Hanout", cuyo nombre significa que son la mejor mezcla de especias que el vendedor tiene en la tienda. Pero donde seguro que las encontramos son en tiendas de especias, que en todos los mercados suele haber alguna, y también en carnicerías y tiendas árabes.


Cous cous marroquí, casero y fácil

Con estos ingredientes sale una olla grande de caldo con verduras, así que podemos invitar a la familia a comer (comen más de seis personas, hasta diez). Y sino, comemos dos días seguidos, que está para chuparse los dedos!!
  •  1 calabacín grande
  • 3 o 4 zanahorias
  • 1 col pequeña, o la 1/2 de una grande
  • 125 gr. almendras crudas (un puñadito)
  • 5 o 6 ciruelas pasas
  • Una paletilla de cordero troceada o el costillar (pecho), que vale muy baratito y da un sabor tremendo.
  • Un muslo trasero de pollo (o cualquier parte troceada)
  • 2 pastillas de caldo de carne
  • Sémola de trigo para cous cous (un puñado por persona)
  • 2 cucharadas de pasas sultanas
  • 1 cebolla grande, o dos normales.
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de especia para"cous cous" "Ras el Hanout"
  • Una cucharada de "Garam masala" o una pizca de canela y cominos molidos
  • Sal


1. Cogemos la olla más grande que tengamos por casa, si es la esprés mejor (así tardamos menos). La llenamos de agua un poco más de la mitad de su capacidad y la ponemos a calentar a fuego fuerte.

Cortamos la col en juliana, la enjuagamos y la echamos a la olla. Cortamos la zanahoria y el calabacín en barritas y las echamos a la olla.

Añadimos las pastillas de caldo, la sal, y las demás especias. Dejamos hasta que hierva.

2. Mientras tanto, en un sartén grande, echamos dos cucharadas de aceite, y doramos el cordero y el pollo junto con las almendras y una cucharada de especia de cous cous. No hace falta que la carne esté cocinada, sólo dorada. Cuando sea así, echamos todo el contenido de la sartén a la olla, incluso el aceite. (y reservamos ésta sarten sin lavar)

Cous cous marroquí, casero y fácil
Movemos un poco el contenido de la olla, y dejamos hervir media hora.  Si tenemos olla esprés, una vez echada la carne la ponemos a presión 10 minutos.

3. En una sartén más pequeña echamos dos cucharadas de aceite de oliva, añadimos la cebolla picadita y las pasas, y lo dejamos a fuego medio (no muy alto) hasta que todo esté doradito.

4. En la sartén que reservamos, echamos una cucharadita de aceite y 1/2 vaso de sémola por persona, y un poco más por si alguien quiere repetir... movemos un poco, y con un cucharón vamos echando caldo de la olla en la sartén, cubriendo toda la sémola de manera generosa. 

A fuego fuerte, cuando veamos que todavía hay liquido pero que empieza a escasear apagamos y cubrimos con un paño limpio o papel aluminio. Dejamos reposar 10 minutos.

La cebolla con las pasas, es para servir al lado del cous cous y que cada uno se eche la cantidad que quiera encima de la sémola, le da un toque delicioso junto con la carne.


Cebolla caramelizada

  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Un chorrito Coñac, Brandy (o cualquier licor que tengamos por casa y sea dulzón), también se puede hacer con vinagre
  • Una curcharada de mantequilla
En una sartén ponemos a fuego lento la mantequilla.
Cortamos la cebolla en juliana (tiras), y las echamos a la sartén. Cocinamos hasta que la cebolla esté tierna y casi transparente.

Añadimos el azúcar, y cuando observemos que empieza a desaparecer (se funde), echamos el chorrito de licor o vinagre. Movemos con cuchara de madera, y veremos como poco a poco, el liquido desaparece para dar lugar a una textura de caramelo fundido, con un bonito tono dorado. Apagamos el fuego, y dejamos que temple.

Ideal para acompañar patés, carnes, ensaladas, etc.

Salsa de yogur

Esta salsa está buenísima, además es muy ligera. Ideal dipear, acompañar ensaladas, carnes, verduritas "crudites".

Si estamos cuidando la línea, el mejor sustitutivo de la mayonesa e incluso de la nata. Y además se digiere más fácilmente. En casa, es una de las salsas imprescindibles.

Receta casera de salsa de yogur, fácil y rápida de hacer. Para acompañar platos, sustitutivo de la nata y la mayonesa.
  • 1 yogur blanco, si puede ser, griego (puede ser azucarado o natural, al gusto)
  • Un chorrito de agua (una cucharada)
  • Una cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de eneldo
  • Una cucharadita de aceite de oliva, o el zumo de medio limón
  • Unas hojitas de menta fresca picada (si no tenemos, no pasa nada)
  • Una pizca de pimienta
  • Una pizca de sal
En un bol, no demasiado grande, echamos todos los ingredientes y movemos hasta que esté todo bien mezclado y cremoso.

La diferencia entre añadir aceite de oliva o limón es el toque de sabor que da cada ingrediente. El toque de limón viene bien para añadir un toque ácido al plato que vaya a acompañar. A mí es como más me gusta.

Lasaña de verduras

 Es una de mis recetas de verduras favoritas, es casa gusta mucho por lo sabrosa que está. Como las verduras están hechas a la plancha, el sabor es de lo más rico.

Ya sabemos que hay que comer verduras todos los días, si empezamos a cocinarlas de manera diferente, comerlas a diario será una tarea más sencilla.


Podemos hacer dos lasañas como la de la foto, o una más grande.
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 5 o 6 champiñones enteros o laminados.
  • 1 cebolla
  • 3 o 4 cucharadas de queso de untar
  • Un poco de ajo en polvo (si tenemos) 
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
 
Cortamos a lo largo la berenjena, en láminas no muy gordas. Las vamos echando a un bol con agua, porque ennegrecen muy pronto. Cortamos el calabacín por la mitad, y cada mitad a lo largo en láminas.

En una plancha o parrilla a fuego medio, rociamos ligeramente con aceite, y ponemos las laminas de berenjena (las que quepan), cocinamos hasta que estén tiernas. Lo mismo hacemos con el calabacín. Se hacen antes y vamos apretando con el tenedor.

En una sartén pequeña, echamos una cucharada de aceite, y echamos las cebolla cortada en juliana (tiras), y los champiñones laminados, a fuego lento, hasta que tanto la cebolla como los champiños estén tiernos y dorados.

Aligeramos el queso de untar, añadiendo un pelín de agua o leche y un poco de ajo en polvo. Removemos bien, hasta que esté cremoso.

A mi me gusta hacer las lasañas individuales y para eso disponemos en el plato, las láminas de berenjena (por lo menos 4 o 5) damos la forma de rectángulo. Encima colocamos el calabacín, y cubrimos con el queso de untar. Cubrimos con la cebolla y champiñones y espolvoreamos con queso rallado.

No la podemos comer tal cual o gratinarla un poco en el horno.

Sushi "martuki"

Pese a que me encanta el sushi que se come en los restaurantes japoneses, todavía no soy capaz de cocinar con pescado crudo, pero ya estoy en ello... ya os contaré los avances...
Así que ésta es mi versión rápida y sencilla para disfrutar de una de mis cenas favoritas!!



  • 80 gr. arroz por rollito
  • 1 alga por rollito (o un alga para dos rollitos si los hacemos más pequeños)
  • 1 pepino cortado a lo largo, y en barritas gruesas
  • 3 palitos de surimi  (si es de los largos, vale con uno)
  • 100 gr. de salmón ahumado
  • 8 langostinos, cocidos y pelados
  • Vinagre de arroz, se vende uno especial para sushi que es más suave.
  • Una cucharadita de azúcar
  • Sésamo, eneldo, etc. para especiar un poco
  • Una esterilla para hacer sushi
Cocemos el arroz, y escurrimos en un colador grande. Lo echamos en un bol, y aliñamos con vinagre de arroz y una cucharadita de azúcar.

Ponemos un alga en la esterilla, y con la ayuda de una cuchara vamos poniendo el arroz. No cubrimos el alga entera, la parte del final la dejamos para que funciones de pegamento. (Aunque viene seca, solo con la humedad del arroz, el alga se pone muy blandita). También podemos cortar el alga en dos, para que salgan dos rollitos más finos (con un solo ingrediente, o dos, y con menos arroz).

Ponemos la barrita de pepino, los palitos de surimi, y encima, haciendo como un rectángulo, las lonchas de salmón, o los langostinos. Y espolvoreamos con algo de sésamo o eneldo. Yo hago un rollito de salmón, y otro de langostinos.

Y ahora viene la parte más delicada, con un poco de cuidado lo haremos muy bien. Desde la esterilla vamos haciendo el rulo, sujetando los ingredientes con las manos (como si lo amasaramos), y vamos cerrando el circulo, hay que hacerlo prieto. Cuando la esterilla toque la base, tiramos del otro extremo, para apretar el rollo.

Y terminamos, cuando la parte del alga que dejamos si arroz se una al rollo, si nos has quedado sueltecillo el arroz, vamos apretando con la mano.

La salsa de soja, el jengibre y wasabi... fundamental para mojar nuestro sushi!!

En el Corte Ingles, en Eroski y Carrefour vende un pack para sushi (marca dragón azul), para empezar está muy bien porque viene con instrucciones, e incluye la esterilla que luego nos seguirá sirviendo. 

Pero si os gusta tanto como a mi, y vais a hacerlo más a menudo, recomiendo ir a una tienda china, de las de barrio que vendan comida autoctona. O a alguna tienda especializada en especias.


Tarta de galletas y chocolate

Como todos los años, mi sobrina me encarga la tarea de hacerle su tarta de cumpleaños. La tarta de galletas con chocolate es la preferida de ella y de sus amigas.

Y en realidad ¿quién se resiste a un bocado tan delicioso y sencillo? Estoy segura que de pequeños, era la tarta preferida para todos.

Es más, fue la primera vez que cociné algo yo sola. Recuerdo que siendo muy pequeñita, en mi libro de lengua, venía una lectura que consistía en una receta de tarta de galletas. Cuanto ha llovido desde entonces!!

Receta casera de tarta chocolate con galletas, claras de huevo, mousse de chocolate. Fácil, rápida, para niños y cumpleaños.

Si que queremos hacer la tarta rectangular o cuadrada como la de la foto, lo mejor es usar ese tipo de galletas. La decoración es con bolas de cereal bañadas en chocolate, las prefiero para evitar atragantos entre los más peques, por ejemplo los conguitos tienen el cacahuete dentro.

Receta casera de tarta chocolate con galletas, claras de huevo, mousse de chocolate. Fácil, rápida, para niños y cumpleaños.
  • 4 paquetes de galletas
  • 4 huevos
  • Un pellizco de sal
  • 100 gr. azúcar
  • 150 gr. de mantequilla o margarina
  • 500 ml de leche aprox, con un chorrito de licor (opcional)
  • 200 gr. de chocolate para cobertura
  • 2 cucharadas de nutella o cocina
  • Bolitas de cereal chocolateado para decorar
1. Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve, para eso, añadimos un pellizco de sal y montamos con una barillas. La textura es bien montada, como en la foto.


2. Fundimos el chocolate junto con la mantequilla. Podemos hacerlo en dos o tres golpes de 30 segundos en el microondas, o al baño maría. Y añadimos las yemas, mezclamos bien. Para ésta tarta prefiero el baño maría, así al añadir las yemas, se cocinan un poco.


3. Dejamos que temple. Mezclamos el chocolate con las claras montadas, con movimientos suaves y envolventes. Para que la mousse pierda el menor aire posible.


He forrado una fuente de cristal con papel de aluminio, para facilitar desomoldar la tarta cuando se enfríe.

4. Mezclamos la leche con el azúcar, y si añadimos un chorrito de licor. Vamos mojando las galletas, hacemos una capa, cubrimos con chocolate y seguimos así hasta que el grosor sea como el de la galleta (para cuando decoremos los bordes con galleta, queden al mismo nivel). La última capa tiene que ser de chocolate.


5. Metemos la tarta en la nevera, mínimo 4 horas, y si es de una día para otro mejor. Podemos dejar la tarta en fuente o recipiente donde la hayamos hecho, pero si queremos decorarla, la desmoldamos y rodeamos de galletas untadas de nocilla o nutella.

Chimichurri

  • 2 dientes de ajo picados
  • Un manojito de perejil picado
  • Una cucharadita de ají molido
  • Una cucharadita de orégano
  • Un pellizo de sal
  • Un chorrito de vinagre
  • Un chorrito de agua
  • Un vaso de aceite de girasol

En un bote que podamos dejar tapado, echamos todos lo ingrediente y mezclamos bien. Cuanto más repose, más bueno está. Cada vez que vayamos a usarlo, se mueve y listo.


Empanadillas Criollas

Esta receta me la dio un argentina, que entre charla y charla, siempre me daba alguna receta.
Voy a poner la receta original, digna de hacerse si disponemos de tiempo. Pero también mi versión para hacerla un día de diario, y así podemos hacerlas en un periquete.

Para la masa:
  • 1/2 kilo de harina
  • 50 gr. de manteca de cerdo
  • Una cucharadita de sal
  • Agua (empezamos con un vaso, en función de la consistencia hará falta añadir un poco más, o rectificar de harina)
Amasamos hasta que sea compacta, que no se pegue a los dedos, y dejamos reposar mínimo 30 minutos. Mejor no meterla en la nevera, para que no se endurezca.

Versión rápida; comprar empanadillas "La Cocinera", tienen dos tamaños, cualquiera vale. Yo prefiero el tamaño grande

Para el relleno:

  • Una cebolleta grande. (yo pongo cebolla)
  • Un huevo duro picado (pongo dos)
  • Dos cucharadas de pasas
  • Un paquete de aceitunas sin hueso picadas
  • 1/2 kilo de carne picada de ternera (si las vamos a hacer con la obleas compradas, con 1/4 de carne basta)
  • Una cucharada de comino molido
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce
  • Una cucharada de ají molido dulce (si queremos que pique lo compramos picante)
  • Una cucharada de azúcar
  • Tres cucharadas de Aceite de oliva
  • Una olla con agua hirviendo

En un sartén ponemos el aceite con la cebolleta picada (la parte verde también).
Apartamos la cebolleta en un bol, y en el aceite que queda en la sartén echamos las especias, con el fuego apagado.
En un colador grande o en un escurridor, ponemos la carne. Ponemos el escurridor en el fregadero, y le echamos el agua hirviendo. Así la carne se cocinará parcialmente.
En el bol donde pusimos la cebolleta, echamos la carne y el aceite con las especias, las pasas y las aceitunas picadas.

Amasamos la masa muy fina, lo más normal es que lo vayamos haciendo por parte, para eso dividimos la masa en 4 o 5 trozos, y vamos amasando hasta que el grosor sea fino (unos 3 milímetros), con la ayuda de un plato pequeño o un cuenco vamos cortando los círculos.
Rellenamos y cerramos con los dedos, o con la ayuda de un tenedor. Freír en abundante aceite.

Versión rápida; rellenamos las obleas, y se fríen. Yo lo que hago es que las pongo en un papel de horno, engrasado con unas gotas de aceite, las pinto con huevo batido, les echo sésamo y sal gorda por encima,  y las meto en el horno a 200 grados, hasta que estén doradas. Así son más ligeras.

Tomate "picao"

Esta receta es de "La Pepa", es muy sencilla pero no por ello menos rica. La aprendí en un verano que estuve trabajando en su cocina.

  • 1 o2 tomate para ensalada.
  • 1 o 2 dientes de ajo.
  • Aceite de Oliva virgen.
  • Sal

Cortamos el tomate en cuartos, y éstos a su vez en rodajas. Los disponemos en el plato, y le echamos por encima el ajo picadito. Regamos con el aceite de oliva, echamos la sal.

Conchas rellenas


(un lujo que nos podemos permitir cualquier día, la receta de vieira ya la pondré cuando la cocine en alguna ocasión especial)

  • 150 gr. de mejillones (el peso no incluye la cáscara) (pueden ser congelados que ya vienen si cáscara y lavados, o frescos)
  • Una cebolla mediana
  • Una cucharada de mantequilla
  • 2 o 3 palitos de surimi
  • Un chorrito de vino blanco (si lo tenemos de calidad, mejor; jerez, coñac, brandy, etc.)
  • Queso rallado para gratinar
  • Un pellizco de pimienta
  • Bechamel (ver receta)
 (si no tenemos las conchas de las vieiras, podemos rellenas la de los mejillones bien lavadas, en este caso si se pasan por huevo y pan rayado, las freimos y tenemos mejillones tigres)

Picamos lo más pequeño que podamos la cebolla, y la ponemos a pochar en la sartén con la cucharada de mantequilla, a fuego lento, que no se queme.

Yo a los mejillones les quito el alga que traen y la caquilla, pero a quién les guste enteros que los deje.Se pican los mejillones y se añade a la sartén. Después de 5 minutos, añadimos los palitos de surimi picados.

Dejamos un par de minutos, y echamos el chorrito de vino, o del licor que tengamos, y la pimienta. Y dejamos 5 minutos más.

Hacemos la bechamel, y la mezclamos con los mejillones. Dejamos un poquito de bechamel para cubrir las conchas. Servimos en las conchas, pero no hay que llenarlas demasiado, las cubrimos con un poco de bechamel, le echamos el queso y gratinamos hasta que estén doradas.

La receta de conchas es heredada de la mamma, de las primeras recetas que aprendí.

Ensalada para acompañar

Últimamente la lechuga verde toda la vida, ya sea en cogollos, romana o iceberg, me sienta fatal. Parece que me cuesta digerirla. Pero por fortuna hoy día se encuentran una gran variedad de ensaladas variadas en el supermercado, y casi ninguna viene con lechuga.

Me encantan las que vienen con canónigos, rúcula, espinacas, escarola, col, etc..., y me sientan bien que es lo importante. En realidad para hacer ensaladas un poco diferentes a las tradicionales, son una opción genial.

No es necesario añadir aceite, ya que con el aliño del vinagre y la miel de caña, es suficiente.

  • Una bolsa de ensalada variada (ya vienen lavadas y listas para usar)
  • Dados de jamón serrano, al gusto.
  • Queso blanco fresco, el de cabra está más bueno, también al gusto.
  • 3 o 4 nueces.
  • Vinagre de módena.
  • Una chorreón de miel de caña por encima de la ensalada

Tan fácil como mezclar todos los ingredientes y aliñar. Eso sí, no la aliñéis con mucha antelación para que no se ponga mustia.

Gambas para Ale

(y para mi también)
  • 10 o 15 langostinos, pero como está buena ésta receta es con gambones.
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen, o el que se quiera para quién le guste mojar pan.
  • Una cucharadita de pimentón picante.
  • Sal gorda

Pelamos las gambas, se pueden dejar las colas. Yo les hago un corte en el lomo y le saco la tripilla.
Calentamos el aceite a fuego lento, y cuando esté caliente echamos las gambas, les damos la vuelta después de 5 o 6 minutos, y dejamos 5 minutos más.

Echamos el pimentón y cocinamos durante un par de minutos más. Servir en el plato y echar un poquito de sal gorda.


Bechamel, paso a paso

La bechamel es una de esas recetas básicas que no pueden faltar en una casa, ya que hay cientos de recetas que se hacen con ella.

En realidad no es díficil de hacer, y conforme más se haga, más se le coge el punto y mejor sale. Dependiendo de cual sea la receta que queramos cocinar, la bechamel será más o menos espesa, llevará nuez moscada o no. 

Receta casera de bechamel, paso a paso. Fácil, rápida, sencilla. Cocina con Marta

La receta básica para un litro de bechamel espesa es de 120 gr. de harina, 120 gr. mantequilla, 1 litro de leche. Pero es mucha cantidad para hacer una receta casera, claro que si lo que necesitamos es cantidad, esas son las medidas.

Si queremos una bechamel ligera, sería 80 gr. de harina, 80 gr. mantequilla, 1 litro de leche. Y una bechamel cremosa, 100 gr. de harina, 100 gr. mantequilla, 1 litro de leche.

Consiste en añadir la misma cantidad de harina y mantequilla, hacer un roux (esa pasta amarilla) e ir aligerándola con leche. 
  • Una cucharada de harina
  • Una cucharada de mantequilla o aceite de oliva
  • Un vaso de leche
  • Un pellizco de sal y pimienta (opcionalmente un poco de nuez moscada)
1. En una sartén a fuego medio añade harina junto con la mantequilla o el aceite, mezcla bien hasta que se haga un pasta suave (esa pasta se llama roux). De esta manera la harina se va cocinando y pierde el sabor a crudo, y al mismo tiempo se disuelve en la mantequilla evitando que salgan grumos.

Receta casera de bechamel, paso a paso. Fácil, rápida, sencilla. Cocina con Marta

2. Añade la leche poco a poco y mezclando bien, empezará a hacerse una masa que se irá aligerando a medida que vayamos añadiendo leche. Añadir leche hasta que la textura sea cremosa. Y cocinar un par de minutos sin dejar de mover.

Receta casera de bechamel, paso a paso. Fácil, rápida, sencilla. Cocina con Marta

 (Si os salen grumos, siempre se puede pasar por la batidora, pero luego hay que cocinar la bechamel para que espese)


Albóndigas en salsa de manzana

Es una salsa muy ligera y sabrosa, es sencilla de hacer y no tiene demasiadas complicaciones.

Me gusta terminar el plato con un toque de curry que le viene que ni pintado. Espero que os gusten tanto como gustan en casa!!

Receta casera de albóndigas en salsa de manzana, rápida, ligera, sana, casera, cocina con marta

Receta casera de albóndigas en salsa de manzana, rápida, ligera, sana, casera, cocina con marta



Para las albóndigas: (para dos personas)
  • 250 gr. de carne picada (de cerdo, ternera, o mixta)
  • 1 huevo
  • Una cucharadita de perejil picado (fresco o seco)
  • Dos cucharadas de pan rallado o una rebanada del día anterior mojada en leche.
  • 2 dientes de ajo machados
  • Harina (3 o 4 cucharadas, para rebozarlas)
  • Aceite para freírlas
  • Sal
Para la salsa:   (baja en calorías)
  • 1 manzana
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1/2 vaso vino blanco
  • Agua (por si queda espesa, la que necesitemos)
  • Una pizca de curry

Albóndigas:

Para hacer las albóndigas, ponemos en un bol la carne picada, y echamos todos los ingrediente. Amasamos hasta que esté todo bien mezclado, si vemos que la masa no tiene mucha consistencia añadimos un poco más de pan.

Receta casera de albóndigas en salsa de manzana, rápida, ligera, sana, casera, cocina con marta


Hacemos bolitas con las manos, del tamaño que más nos guste. Pasamos harina, sacudimos bien y en una sartén con abundante aceite las vamos haciendo, que queden doradas todas las partes por igual. 
Las vamos colocando en papel absorbente, para que no queden aceitosas.

Receta casera de albóndigas en salsa de manzana, rápida, ligera, sana, casera, cocina con marta


Salsa de Manzana:

En una sartén a fuego medio, ponemos la mantequilla y cuando empiece a fundirse, echamos la cebolla troceada. Cuando veamos que la cebolla empieza a pocharse, echamos la manzana troceada. Movemos de vez en cuando. 

Cuando la manzana también empiece a pocharse, echamos el vino y dejamos hasta que todo esté bien cocinado. Sal al gusto, (sin pasarse, porque ésta salsa es más bien agridulce)

Pasamos los ingredientes por la batidora, procurando que quede lo más suave posible. Queremos que la salsa sea muy ligera, porque cuando la añadamos a las albóndigas va a espesar. Así que añadimos agua hasta que la textura no sea espesa. Tampoco hay que preocuparse demasiado, se puede rectificar más tarde.

Para terminar:
En un sartén u olla plana, ponemos las albóndigas y echamos la salsa. Tapamos y lo dejamos a fuego lento unos diez minutos, si vemos que la salsa está quedando muy espesa, echamos un chorrito de agua y movemos bien. Y ya está listo.

Puré de manzana


  • 2 manzanas
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 vaso vino blanco
  • Una cucharada de mantequilla
  • Una pizca de curry (opcional, apenas se aprecia, pero potencia el sabor)
  • sal
En una sartén a fuego medio, ponemos la mantequilla y cuando empiece a fundirse, echamos la cebolla troceada.

Cuando veamos que la cebolla empieza a pocharse, echamos la manzana troceada. Movemos de vez en cuando.

Cuando la manzana también empiece a pocharse, echamos el vino y dejamos hasta que todo esté bien cocinado. Echamos el curry y la sal al gusto, (sin pasarse, porque ésta salsa es más bien agridulce)
Pasamos los ingredientes por la batidora, procurando que quede lo más suave posible.

Pisto



  • 1 Patata mediana (o dos pequeñas) 
  • 1 Cebolla grande
  • 1 Calabacín
  • 1 o 2 Pimientos verdes
  • 1 Pimiento rojo no muy grande (opcional)
  • 1 Berenjena
  • 1 Lata de tomate pelado y troceado (opcional)
  • 1 Brick de tomate frito (o dos si no tenemos la lata de tomate troceado)
  • 3 o 4 cucharadas de Aceite de Oliva.
  • Sal.
* Toda la verdura se corta más o menos de mismo tamaño.
* Es importante seguir el orden de los ingredientes, porque cada uno tiene su propio tiempo de cocinar, y si no lo hacemos así algunos pueden quedarse crudos o quemarse.
* Con estas cantidades, sale mucho pisto. Si sobra se puede congelar, y para calentarlo le echamos un poquito más de tomate frito, para que esté jugoso.

Pelamos la patata en cuadraditos (1cm x 1 cm aprox), y la echamos a la sartén con el aceite, a fuego medio.
Mientras se están haciendo las patatas, cortamos la cebolla y la echamos. Mezclamos bien.

Ahora cortamos el calabacín y se mezcla. Después los pimientos y movemos bien.
Bajamos un poco el fuego. Mientras se va haciendo cortamos la berenjena, que se echa la última. Echamos la sal, al gusto

Cuando veamos que todos los ingredientes están cocinados, añadimos la lata de tomate troceado,  y dejamos un 20 minutos, moviendo de vez en cuando para que no se queme. (si no echamos la lata pues echamos el tomate frito, y si al final vemos que está espeso el pisto, añadimos más)

Pasado los 20 minutos, echamos el tomate frito, un par de minutos mezclando bien, ¡y listo!
Este pisto no sería lo que es sin un buen huevo frito encima,  y si lo acompañamos de un filete de pollo a la plancha, o mejor pero más calórico, una buena chuleta de cabezal de cerdo.

A veces, en vez de huevo frito, pongo el huevo hervido sin cascara, que ya lo explicaré en otra receta.

Papas a lo pobre, (a mi manera)


  • 4 o 5 patatas pequeñas.
  • 1 cebolla mediana.
  • 3 o 4 tomates secos.
  • Dos cucharadas de aceite de oliva.
  • sal.

En una sartén a fuego muy lento, (que no esté muy estropeada, para que no se pegue), echamos la patatas cortadas en lonchas ni muy finas ni demasiado gordas.

Movemos de vez en cuando, y cuando veamos que ya no están tan crudas, añadimos la cebolla cortada en juliana (en tiras), mezclamos bien, y dejamos que se siga cocinando a fuego muy lento.
Cuando la cebolla esté blandita y casi transparente, añadimos los tomates secos picados.
Cuando las patatas estén doraditas, ya están listas.

Lo bueno que tiene hacerlas así, es que se utiliza poco aceite, incluso podemos hacerlas con una sola cucharada, aunque de sabor estarán más sosas, pero no dejan de estar ricas.

Crema de calabaza

  • 300 gr de calabaza
  • 1 patata pequeña
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 pastilla de caldo
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Una pizca de curry (opcional)


Picamos el puerro y lo lavamos bien. Lo pochamos junto con una cucharada de aceite de oliva a fuego medio-lento. Añadimos zanahoria y la patata, peladas y picadas. 

Cocinamos unos 10 minutos y añadimos la calabaza troceada, y rehogamos unos minutos. Añadimos la pastilla de caldo y un vaso de agua, y si queremos un pizca de curry que potenciará el sabor.

 Cocinamos a fuego lento unos 20 minutos. Dejamos que temple y pasamos por la batidora.

Pulled chicken (Pollo deshilachado)

Que ganas tenía de enseñaros esta receta que como siempre, es muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos. Literalmente. En casa somos...